[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Indígenas intentan irrumpir en el Congreso de Ecuador


Lasso considera inviable acatar los reclamos de los manifestantes y califica la protesta como una tentativa para derrocarlo.

foto-articulo-Mundo

Indígenas se enfrentaron con la Policía ayer cuando quisieron irrumpir en el Congreso, en el centro de Quito, tras el intento del gobierno de abrir la vía del diálogo para resolver la ola de protestas que completa 11 días y deja cuatro muertos.

Los manifestantes, que protestan por el costo de vida, avanzaron de nuevo sobre la capital ecuatoriana. Al frente marcharon mujeres con los brazos entrelazados. Detrás, miles de indígenas buscaban quebrar el piquete de uniformados que custodiaba la Asamblea Nacional. 

Los policías reaccionaron con bombas de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras, mientras los manifestantes respondieron con bombas molotov, cohetes de fuegos artificiales y piedras. 

Los choques, que se extendieron a un parque vecino, dejaron un manifestante de 39 años muerto por arma de fuego, según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos que registra cuatro víctimas en toda la crisis.

En la mañana, el presidente derechista Guillermo Lasso había lanzado un primer gesto de voluntad de diálogo: permitió a unos cinco mil manifestantes entrar a la emblemática Casa de la Cultura, un lugar simbólico para los pueblos originarios que desde el 13 de junio estaba bajo control de la fuerza pública.

«Es un triunfo de la lucha», celebró al paso Leonidas Iza, presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y líder de las protestas.

Pero la violenta incursión en los exteriores del Legislativo pareció disipar las opciones de negociación, en un país exhausto y semiparalizado que cuenta pérdidas diarias por US$50 millones.

Bajo la consigna ‘fuera, Lasso, fuera’ unos 14 mil indígenas protestan en distintos puntos del país para exigir alivios por el alto costo de la vida, como reducir el precio de los combustibles, una moratoria de los créditos con la banca privada y subsidiar los productos agrícolas.

En la noche del miércoles, unos 300 indígenas ocuparon a la fuerza una central eléctrica en el sur de Ecuador y retuvieron a sus operadores. El gobierno aún no ha informado si retomó el control de las instalaciones o sobre la suerte de los funcionarios. El servicio no fue interrumpido.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario Vargas Llosa
¿Se acaba la guerra?
noticia Carlos Dumois / Dueñez Empresaria
Revisando la querencia
noticia Redacción Cultura
Bad Bunny se presentará en Guatemala


Más en esta sección

Sigue la cosecha en los Bolivarianos 

otras-noticias

Mardoqueo Vásquez se impone en el torneo de Ruta

otras-noticias

Q285.2 millones para exempleados de Otto Samayoa

otras-noticias

Publicidad