[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

360° a vuelo de pájaro


De enero a la fecha el Nasdaq ha caído 31%, el S&P 23%, el Dow Jones18% y el bitcóin el 57%. A medida que la Reserva Federal ha intensificado su lucha contra la inflación, el S&P se ha contraído 10 semanas de las últimas 11. Incluso las empresas estadounidense han sufrido la carnicería: el Dow Jones cerró por debajo de 30,000 por primera vez desde enero de 2021. Bitcóin cayó debajo de los US$20 mil. La criptomoneda se desplomó este fin de semana, alcanzando su nivel más bajo desde diciembre de 2020 y continúa rondando su umbral simbólico.

Dependiendo de su perspectiva política, la decisión de Colombia de elegir a su primer líder de izquierda es histórica, un experimento o un territorio peligrosamente desconocido. Gustavo Petro es una elección controvertida para tomar las riendas de la tercera nación más poblada de América Latina y su aliado más cercano de Estados Unidos. Un exguerrillero, muchos votantes mayores que presenciaron el largo periodo de conflicto violento de la nación desconfían de él.

Los inversionistas lo miran con profunda sospecha debido a su programa de cambio radical, que incluye planes para gravar a los grandes terratenientes, revivir los lazos con la Venezuela socialista y eliminar gradualmente el petróleo y el carbón para proteger el medio ambiente, lo que podría privar a Colombia de aproximadamente la mitad de sus ingresos por exportaciones.

Su elección junto con Francia Márquez, quien se convierte en la primera vicepresidenta afrocolombiana de la nación andina, fue impulsada por votantes más jóvenes que buscaban alternativas después de décadas de gobiernos encabezados por políticos tradicionales. El resultado pone patas arriba el modelo económico y político del país y probablemente afectará los lazos con Washington.

En términos más generales, la elección de Colombia marca otro paso en la demanda de cambio de América Latina, ya que las desigualdades expuestas por la pandemia, se ven exacerbadas por la inflación. En los vecinos Perú y Chile, otros favoritos de los inversionistas desde hace mucho tiempo, los votantes optaron por líderes antisistema en el último año. La prueba clave vendrá en Brasil, la economía más grande de la región y una superpotencia de materias primas, donde el titular populista Jair Bolsonaro y Luiz Inácio Lula da Silva, el expresidente izquierdista, están luchando antes de las elecciones de octubre. Con el voto de Colombia, un baluarte del conservadurismo en América Latina ha sido barrido, con resultados inciertos. Es una advertencia a los gobiernos de todo el mundo de que los electores están enojados y preparados para expresar sus frustraciones en las urnas, independientemente de la volatilidad que produzca.

Los viajeros aéreos estadounidenses enfrentaron grandes interrupciones durante el fin de semana. Miles de vuelos fueron cancelados o retrasados debido a que las aerolíneas luchan contra las ausencias del personal.

El principal diplomático de la ONU condenó a las empresas de combustibles fósiles y sus patrocinadores financieros. La posición del secretario general António Guterres chocó con el llamado del presidente estadounidense Joe Biden a los productores de energía para extraer más petróleo.

Las nubes se acumulan sobre las economías en casi todas partes. En los próximos días, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, dará testimonio ante el Congreso y le dirá a un comité del Senado cómo ve el estado de la economía del país. Es difícil saber por qué preocuparse más: ¿los precios o una recesión? Las expectativas de inflación están aumentando a medida que el público se enfrenta a precios en constante aumento (y un galón de gasolina que cuesta más de US$5, justo a tiempo para la temporada de conducción de verano).

La posibilidad de evitar una recesión es bastante baja, aunque la desaceleración (con suerte) no será especialmente severa. Ayuda, por ejemplo, que el desempleo haya caído a niveles notablemente bajos. Pero incluso una desaceleración leve no sería agradable, y recuperarse de ella podría ser lento y difícil. Los inversionistas se han dado cuenta del hecho de que luchar contra la inflación va a ser doloroso, lo que a su vez ha causado turbulencias en los mercados. Cuanto más especulativa sea la inversión (criptografía y cosas por el estilo) peor será el sufrimiento. Es esencial estar atentos en las próximas semanas a una mayor volatilidad en todo tipo de mercados. A pesar de todos sus problemas, Estados Unidos es un refugio seguro (así que prepárese para un dólar más fuerte). En contraste, la zona del euro se encuentra en una posición más inestable. El Banco Central Europeo parece muy ansioso, fundamentalmente con respecto a la deuda pública de los países de la Unión Europea con respecto a su Producto Interno Bruto (PIB). Un caso emblemático, es el de Italia cuya deuda pública alcanza el 150% de su PIB.

La histórica, aunque tardía, guerra contra la inflación de la Reserva Federal de EE. UU. ya está dando algunos resultados significativos , y aunque podría decirse que son parte del plan, las consecuencias significan un dolor para los consumidores y las empresas en el plazo inmediato. Las tasas de las tarjetas de crédito se han disparado más allá del 20%, los costos de las hipotecas han subido al nivel más alto desde 2008 y las empresas tienen más dificultades para obtener préstamos. Los economistas todavía están debatiendo si la batalla de la Fed contra los altos precios causará una recesión, y el presidente Joe Biden sostiene que no es el hecho consumado que los directores ejecutivos de Wall Street dicen que es. Al menos esas tasas hipotecarias en aumento tienen un resquicio de esperanza: las listas de espera para casas nuevas en lugares cálidos se han ido. Los constructores de viviendas, sorprendidos por el enfriamiento repentino de la demanda, están haciendo algo que no han hecho en años: reducir los precios.

Leído para usted, estimado lector, en New York Times, The Economist, Washington Post, Bloomberg, Newsweek, CNBC, Deal Book del New York Times, Morning Brew y Quartz.

Jose Zamora
Presidente y fundador de elPeriódico. Por defender la libertad de prensa, ha sido galardonado con el "International Press Freedom Award", el "Maria Moors Cabot Prize", el "International Journalism Award" y el "Premio Myrna Mack".

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Curruchiche anuncia más órdenes de captura contra exfiscales anticorrupción
noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
¿Cuáles serán los estrenos de Marvel este año?
noticia Redacción Deportes
Arredondo finaliza con éxito la primera parte de la extrema Etapa Maratón 


Más en esta sección

Informe confirma cooptación de la obra pública

otras-noticias

Vinicius dice que ama Madrid

otras-noticias

Real Madrid gana el derby se clasifica a la final de la Copa del Rey

otras-noticias

Publicidad