[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Estados Unidos de duelo tras masivo tiroteo “racista”


El ataque está siendo investigado como un “crimen de odio” y un “caso de extremismo violento por motivos raciales”, declaró un agente del FBI.

foto-articulo-Mundo

Afligidos residentes de Buffalo celebraron vigilias ayer después de que un joven blanco mató a 10 personas en una tienda de comestibles en un ataque “racista”.

Un hombre de apenas 18 años, que llevaba un chaleco antibalas y empuñaba un fusil de asalto AR-15, llegó a un estacionamiento de Buffalo este sábado, y disparó contra las personas del lugar. Luego entró a un supermercado Tops Market y siguió disparando. Mató a 10 personas e hirió a otras tres, 11 de ellas eran afroamericanos.

Cuando llegaron las autoridades el atacante no opuso resistencia y se entregó. Había viajado más de tres horas desde Conklin, un pueblo en el sur de Nueva York a más de 322 kilómetros de distancia, hasta Buffalo, solo para matar a afroestadounidenses. Lo tenía todo planeado y lo hizo inspirado en tiroteos anteriores con motivación racista.

Payton S. Gendron, el atacante de Buffalo, publicó en Internet una suerte de manifiesto de 180 páginas antes de cometer la masacre, según reveló The New York Times. En este expone su interpretación de una teoría racista que considera que los estadounidenses blancos están en peligro de ser reemplazados por minorías.

Gendron fue inculpado la noche del sábado por un cargo de homicidio en primer grado, y quedó detenido sin posibilidad de fianza, dijo el fiscal del condado de Erie, en Buffalo. El detenido se declaró no culpable. Si es declarado culpable, enfrentaría una pena máxima de cadena perpetua sin libertad condicional.

“Las pruebas descubiertas hasta ahora no dejan dudas de que se trata de un crimen de odio absolutamente racista”, dijo el comisario de Policía de Buffalo, Joseph Gramaglia. Añadió que el tirador también tenía un rifle y una escopeta en su auto.

Gramaglia dijo que el atacante hizo el año pasado “amenazas generalizadas” en su escuela, después de lo cual la Policía estatal lo remitió a un hospital para una evaluación de salud mental que duró aproximadamente un día y medio. Luego fue liberado.
La Casa Blanca anunció que el martes el presidente Joe Biden viajará a Buffalo. Previamente, en un discurso Biden condenó ayer el extremismo racista y pidió “trabajar juntos para hacer frente al odio que sigue siendo una mancha en el alma de EE.UU.”.

Pocas horas después, en California, un tiroteo en una iglesia al sureste de Los Ángeles dejó una persona muerta y otras cuatro “gravemente heridas”, según el Departamento del Sheriff del Condado de Orange.

Ayer, residentes convergieron conmovidos ante la tienda, mientras la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y la fiscal general del Estado, Letitia James, hablaban en una iglesia bautista de la ciudad.

Enojados y afligidos, los oradores denunciaron la última erupción de violencia racista y la fácil disponibilidad de poderosas armas, algo convertido en cosa común en todo EE. UU.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia afp
Gerardo Martino, en el ojo del huracán
noticia AFP
Guatemala recibe a primeras familias ucranianas que huyeron de la invasión de Rusia
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Organizaciones internacionales rechazan la decisión de la CSJ al retirarle la inmunidad al juez Pablo Xitumul


Más en esta sección

Amputados forman su propio equipo de fútbol

otras-noticias

Al-Khelaifi, absuelto por caso de derechos de televisión

otras-noticias

Serena Williams, con inicio favorable en Wimbledon

otras-noticias

Publicidad