[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Alberto Fujimori, venerado y odiado en Perú, quedará en libertad


Fujimori cultivó un estilo autoritario de la mano con su perfil de hombre frío, desconfiado, poco comunicativo y calculador. Gobernar sin contrapeso de otros poderes del Estado y control sobre los medios de comunicación abrió las puertas a la corrupción

foto-articulo-Mundo

El expresidente Alberto Fujimori gobernó Perú con mano de hierro entre 1990 y 2000, derrotó a la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso y fue a prisión por crímenes de lesa humanidad, de donde se apresta a salir este mes de marzo de 2022 por orden de la Corte Constitucional.

Descendiente de japoneses, con una exitosa trayectoria como docente universitario, se convirtió en 1990 en el primer hijo de inmigrantes en conquistar la presidencia de Perú, venciendo en las urnas al archifavorito Mario Vargas Llosa.

Con racionalidad de matemático y contención nipona, aplicó mano dura para desmantelar las guerrillas. Tanto que fue a la cárcel por violar derechos humanos.

Ha sido el único recluso del pequeño penal Barbadillo, ubicado en el cuartel de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, al este de Lima.

Ahí ha cultivado flores, pintado cuadros al óleo y recibido visitas familiares.

El juicio de la historia

El expresidente Pedro Pablo Kuczynki (2016-2018) le concedió el indulto a finales de 2017. Poco tardó en perder la libertad. A principios de 2019 volvió a la cárcel después de que un juez anulara la medida de gracia.

“Volver a prisión es una condena de muerte lenta y segura”, dijo entonces Fujimori, que había padecido un cáncer de lengua y problemas cardiacos. Dormía con oxígeno suplementario por baja saturación.

El alto tribunal aceptó en marzo de 2022 un recurso de amparo que pedía dejar sin efecto una decisión judicial que anuló el indulto.

“Que la historia juzgue mis aciertos y mis errores”, escribió el expresidente al cumplir 80 años, el 28 de julio de 2018, en un manuscrito enviado a la AFP, donde expresó su convicción de haber sentado las bases de un país que llegará a ser “líder en América Latina”.

“En los contados años que me quedan me dedicaré a tres objetivos: unir a mi familia, mejorar en lo que pueda mi salud y hacer un balance equilibrado y sereno de mi vida. Esos son mis tres principales metas al cumplir mi octava década de existencia”, señaló entonces.

“Sin marco legal”

Conocido como el Chino, Fujimori fue muy popular. Pero en noviembre de 2000, en medio de una creciente oposición tras 10 años de gobierno, huyó a Japón, la tierra de sus ancestros, y renunció por fax a la Presidencia.

Había detentado un poder casi absoluto tras dar un “autogolpe” el 5 de abril de 1992, disolviendo el Congreso e interviniendo el Poder Judicial, apoyado en las fuerzas armadas y en una estrategia de su asesor de inteligencia, Vladimiro Montesinos, eminencia gris del régimen, ahora encarcelado.

Con cuatro condenas judiciales por crímenes contra la humanidad y corrupción –la mayor de ellas a 25 años de cárcel– y con su salud debilitada, pasó los últimos años visitando hospitales.

Fujimori es un “héroe” para muchos peruanos y “villano” para otros.

“El gobierno de Fujimori fue el punto más bajo en toda la historia de Perú por la conducta del acusado y por hacer tabla rasa de cualquier tipo de reglas e institucionalidad y normatividad”, opinó el sociólogo Eduardo Toche cuando fue condenado.

“Para él no existía ningún marco legal, el marco legal era el de su voluntad y la de sus amigos, nada más”, dijo a la AFP.
Fujimori cultivó un estilo autoritario de la mano con su perfil de hombre frío, desconfiado, poco comunicativo y calculador.

Gobernaba con un criterio de cofradía secreta, rodeado de un pequeño círculo de colaboradores.

Esa forma de gobernar sin contrapeso de otros poderes del Estado, con control sobre los medios de comunicación –principalmente de las grandes cadenas de televisión cuyos directivos fueron sobornados– abrió las puertas a la corrupción.

Su esposa, Susana Higuchi, se divorció de él en 1994 y lo acusó de haberla torturado, dañando su salud mental. Ella falleció en diciembre de 2021.

Modelo neoliberal

Fujimori aplicó un modelo económico neoliberal que le valió el apoyo de empresarios, clases dirigentes y organismos financieros internacionales. Ello le permitió superar la crisis a la que había caído Perú en el primer mandato del socialdemócrata Alan García (1985-1990).

También derrotó a la guerrilla maoísta Sendero Luminoso y al guevarista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), pero organismos de derechos humanos denunciaron matanzas de civiles inocentes en este empeño.

Uno de los episodios que le dio más rédito político fue la liberación de rehenes en la residencia del embajador de Japón por el MRTA, en abril de 1997.

Luego de 122 días de toma guerrillera, 71 de los 72 rehenes fueron liberados (uno murió). Los 14 rebeldes fueron abatidos en un operativo militar que recibió elogios de muchos gobiernos y cuestionamientos de grupos de derechos humanos, que denunciaron que los secuestradores fueron ejecutados después de rendirse.

Tras vivir cinco años en Japón, llegó sorpresivamente en 2005 a Chile, que lo extraditó en 2007 a Perú, donde fue juzgado y condenado.

Andrea Castillo
Editora Audiovisual. Periodista con especialidad en comunicación digital y redes sociales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción
Amsa adquiere planta separadora de desechos por un monto de Q15.9 millones
noticia Europa Press
¿Huevos de titanosaurio? Esto es lo que encontraron recientemente en la India
noticia AFP
Estos son los motivos de la preocupación mundial por aumento de casos de COVID-19


Más en esta sección

Cómo preparar ropa vieja al estilo cubano

otras-noticias

El Papa Francisco pide dar “un nuevo impulso” a la paz en visita a Sudán del Sur

otras-noticias

Todos desafían al Real Madrid en el Mundial de Clubes

otras-noticias

Publicidad