[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Nuevo intento de instaurar “corredores humanitarios” para evacuar a civiles de Ucrania


foto-articulo-Mundo

Los civiles empezaron a ser evacuados este martes a cuentagotas de la ciudad de Sumy, cerca de la frontera con Rusia, en un nuevo intento de instaurar corredores humanitarios para que las personas asediadas por los bombardeos rusos puedan ponerse a salvo.

Los bombardeos aéreos contra esta ciudad situada a unos 350 km al noreste de Kiev, escenario de violentos combates desde hace varios días, mataron al menos a 21 personas -dos de ellas, niños- el lunes por la noche, informó el martes la fiscalía regional.

Decenas de autocares salieron de Sumy rumbo a Lójvitsia, 150 km al suroeste, dijo el jefe interino del gobierno regional, Dmitry Lunin.

Horas después, el Ministerio ucraniano de Defensa acusó a Rusia de no respetar el corredor humanitario en Mariúpol, una ciudad portuaria estratégica del sur, de donde debían salir unas 300 mil personas. 

“El enemigo lanzó un ataque exactamente en la dirección del corredor humanitario”, denunció el ministerio en su página de Facebook, afirmando que el ejército ruso “no dejó que los niños, las mujeres y las personas ancianas abandonaran la ciudad”.

Previamente este martes, Rusia había anunciado un alto el fuego para dejar que los civiles de las grandes ciudades ucranianas, como Kiev, Sumy, Mariúpol, Járkov y Chernógiv, puedan irse.

Tres muertos por mina antipersonal

La puesta en marcha de los corredores humanitarios centró la tercera ronda de negociaciones ruso-ucranianas del lunes pero, en el terreno, las fuerzas rusas continúan desplegándose en torno a las grandes urbes, y bombardeándolas en algunos casos, según los responsables ucranianos. 

Después de meses concentrando tropas en la frontera de esta antigua república soviética, Putin ordenó la invasión alegando querer proteger a la población rusohablante de las regiones rebeldes del este de Ucrania, que llevan desde 2014 luchando contra Kiev.

El presidente ruso reclama la desmilitarización de Ucrania, un estatuto neutral para el país ahora orientado hacia Occidente y garantías de que nunca formará parte de la OTAN.

El Ministerio ucraniano de Defensa afirmó que el general ruso Vitali Guerassimov murió cerca de Járkov, una información que las autoridades rusas no confirmaron y que ha sido imposible de verificar con una fuente independiente.

Según un portavoz del ejército ruso, Igor Konashenkov, las fuerzas rusas dejaron fuera de servicio un aeródromo militar de Jytomyr, a 150 km al oeste de Kiev, y los separatistas pro-Rusia de Lugansk y Donetsk siguieron avanzando. 

En una carretera de la región de Chernígov, al norte de Kiev, tres adultos murieron y tres niños fueron heridos en la explosión de una mina antipersonal, anunciaron las autoridades ucranianas. 

“Todos los días hay bombardeos”

En Irpin, a las afueras de Kiev, la AFP vio a cientos de personas esperando en fila para cruzar un río sobre unos estrechos tablones de madera, planchas metálicas y palés y emprender rumbo a la capital, única dirección todavía no ocupada por el ejército ruso.

“No quería irme, pero ya no queda nadie en las casas de alrededor y ya no hay ni agua ni gas ni electricidad”, declaró Larissa Prokopets, de 43 años. La mujer decidió marcharse tras varios días “escondida en el sótano de [su] casa”, que temblaba de vez en cuando por los bombardeos.

En Mikolaiv, cerca de Odesa, en el sur, los coches formaron filas de varios kilómetros ante el avance de los combates, constató otra periodista de la AFP. 

Delante del hospital central de la ciudad, Sabrina, de 18 años, esperaba a su madre, cargada con un gato, un perro y varias bolsas. “Vamos a irnos de la ciudad lo más rápidamente posible. Todos los días hay bombardeos, es aterrador”, dijo.

Más de dos millones de refugiados

El conflicto ha dado lugar al éxodo más acelerado que se registra en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La guerra ha empujado ya a más de 2 millones de personas a refugiarse en países vecinos, sobre todo en Polonia, dijo este martes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El último balance de Naciones Unidas cifra en 406 el número de civiles fallecidos por la invasión, aunque estos balances están seguramente muy por debajo de las cifras reales de víctimas de esta guerra.

Este martes, la justicia alemana anunció que está investigando posibles crímenes de guerra en Ucrania. Poco después, la fiscalía española hizo un anuncio similar, al comunicar la apertura de una investigación sobre las “violaciones graves del derecho internacional humanitario” derivadas del “acto de guerra injustificada” emprendido por Rusia en Ucrania. 

La Corte Penal Internacional (CPI) abrió la semana pasada una investigación al respecto y Estados Unidos señaló que disponía de informaciones “muy creíbles” sobre crímenes de guerra cometidos por Rusia.

¿Embargo al petróleo?

En respuesta a la ofensiva, los países occidentales impusieron en los últimos días sanciones sin precedentes contra empresas, bancos y magnates rusos, pero Kiev insiste en pedir un boicot a las exportaciones rusas y la imposición de una zona de exclusión aérea para frenar los bombardeos.

Con todo, el sector energético de momento no se ha visto afectado de momento por esas sanciones, sobre todo porque Europa es muy dependiente del gas ruso, y especialmente Alemania.

Sin embargo, según la prensa estadounidense, el presidente estadounidense, Joe Biden, debía anunciar este martes un embargo sobre la importación estadounidense de petróleo ruso y del gas natural licuado.

La Casa Blanca, en tanto, informó que Biden hablaría para “anunciar acciones para continuar sancionando a Rusia”. 

En este contexto, el precio del petróleo volvió a dispararse el martes: el barril de Brent del mar del Norte, petróleo de referencia en Europa, subió más de un 5 por ciento

Durante la jornada, el grupo anglo-holandés Shell anunció que prevé retirarse del petróleo y del gas rusos, “gradualmente” y en línea con las “nuevas directrices del gobierno” británico en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

La bolsa de metales de Londres suspendió temporalmente la negociación del níquel, cuyo precio subió brevemente por encima de los 100 mil dólares por tonelada ante el riesgo de escasez si Rusia no puede exportar su producción. 

El presidente chino, Xi Jiping, pidió “una gran mesura” en el conflicto ucraniano durante una llamada con los dirigentes francés, Emmanuel Macron, y alemán, Olaf Scholz, dando cuenta de su “profunda preocupación”. 

Andrea Castillo
Editora Audiovisual. Periodista con especialidad en comunicación digital y redes sociales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Isabel Herrera, con información de HBO MAX
“Rain Dogs” se estrena el 6 de marzo en HBO MAX
noticia AFP
David Crosby, precursor y leyenda del folk-rock, muere a los 81 años
noticia Manfredo Marroquín
Juez sin conciencia, mala sentencia


Más en esta sección

La inteligencia artificial encontró una obra de Lope de Vega. Entérate

otras-noticias

Primer primate en el espacio: se cumplen 62 años del vuelo de Ham

otras-noticias

Retroceso histórico de Guatemala en índice de corrupción

otras-noticias

Publicidad