[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

360° a vuelo de pájaro


Los NFT son un uso más nuevo de blockchain que permite la compra y venta de activos digitales, como imágenes, GIF, canciones y videos.

foto-articulo-Mundo

Como se esperaba, o para ser precisos un poco más de lo esperado, los precios al consumidor de EE. UU. subieron en enero, lo que añadió urgencia en algunos trimestres al plan de la Fed para comenzar a subir las tasas de interés. Entre los factores detrás de las cifras se encontraba un mercado laboral ajustado, con un desempleo ahora del 4%. Eso llevó a los empleadores a aumentar los salarios para llenar las vacantes y retener a los trabajadores. Los precios aumentaron a una tasa anualizada del 7.5% en enero pasado, el ritmo de inflación más rápido en 40 años, a medida que aumentaron los costos de alimentos, vivienda y electricidad. Por cierto, no existe duda de que los salarios, en conjunto, han aumentado menos que la inflación en el último año. La inflación ha afectado principalmente bienes debido a insuficiencia de oferta e interrupciones en la cadena de suministro, mientras los salarios han estado siendo impulsados por la escasez de mano de obra, que no solo ha dado a los trabajadores mayor poder de negociación, sino que también flexibilizado de manera incipiente las políticas anti-inmigración.

La conversación entre los expertos en política económica se centra  en: ajuste monetario, arrastre y contracción fiscal e inflación como premisas de un escenario pesimista para 2022. Sin embargo, existe un escenario positivo, ilustrado por la huelga de camioneros en Canadá: la exigencia creciente, a escala global, de eliminar las restricciones por el COVID-19.

Los mercados monetarios parecen indicar que el ritmo de la Fed para subir las tasas puede ser más rápido dado el informe de inflación del viernes. Ya se ha descontado por completo un aumento de un punto porcentual completo para fines de julio. Y un miembro de la Fed parece estar de acuerdo con ese sentimiento. El próximo mes podría ver una subida de medio punto.

Apple dijo que está aumentando la privacidad de sus dispositivos de rastreo AirTag después de que varias personas informaron que el producto se usó para acosarlos. Presentado en abril pasado, tiene sensores inalámbricos que pueden conectarse a los dispositivos Apple cercanos para identificar su ubicación y la de un elemento adjunto, como llaves o un bolso.

Los investigadores que investigan las acciones de Donald Trump durante la insurrección del 6 de enero de 2021, cuando pasaron horas antes de que se enviaran refuerzos para asegurar el Capitolio de EE. UU., supuestamente encontraron lagunas en los registros telefónicos de la Casa Blanca ese día. La noticia llega después de que los Archivos Nacionales supuestamente descubrieran información clasificada en documentos que Trump se había llevado consigo después de dejar la Casa Blanca.

Al principio, es decir, en la década de 1990, existía Web1: la primera iteración de Internet tal como la conocíamos, una vasta extensión virtual escasamente poblada de sitios web estáticos que, en su mayor parte, solo servían para leer. Luego vino Web2: una Internet mucho más interactiva, conectada en red por gigantes tecnológicos como Facebook, Google, Twitter y YouTube, que convertía a casi todos los que tenían un teléfono inteligente en creadores de contenido.

Hoy día, supuestamente, nos encontramos en el precipicio de Web3: una Internet descentralizada impulsada por blockchain, la tecnología que sustenta las criptomonedas y las NFT, o toquens no fungibles, la tecnoinnovación que arrasa en el mundo del arte.

Es una idea aún incipiente y confusa, pero que se entromete cada vez más en la cultura dominante. Matt Damon está filmando anuncios para Crypto.com. Gwyneth Paltrow está entregando US$500 mil en bitcóin a sus seguidores de las redes sociales. Y se puede ver a Paris Hilton y Jimmy Fallon hablando torpemente en The Tonight Show sobre simios de dibujos animados digitales de edición limitada por los que pagaron cientos de miles de dólares.

¿Adónde, exactamente, va todo esto?; ¿Podría Web3 realmente democratizar Internet eliminando a sus intermediarios, las grandes empresas tecnológicas, los bancos y los reguladores, como dicen sus impulsores, o es una burbuja especulativa que está a punto de estallar?

Blockchain es una tecnología criptográfica que permite el mantenimiento de registros distribuidos, como una hoja de cálculo digital, que es prácticamente imposible de corromper. A diferencia de los registros convencionales mantenidos por instituciones centralizadas, el libro mayor de ‘blockchain’ utiliza redes de computadoras poderosas que compiten para verificar transacciones que permanecen visibles y confiables para todos.

Blockchain se introdujo inicialmente como la tecnología detrás de la criptomoneda, comenzando con bitcóin en 2009. “Con el intercambio financiero descentralizado basado en el diseño de ‘blockchain’, como lo que usa bitcóin, no tiene que confiar su dinero en una autoridad”, Nathaniel Popper de The Timesexplica “Dos personas se emparejan automáticamente a través del software y hacen el intercambio directamente entre sí”.

Los NFT son un uso más nuevo de blockchain que permite la compra y venta de activos digitales, como imágenes, GIF, canciones y videos. Debido a que estos archivos suelen ser demasiado grandes para almacenarlos en un toquen de cadena de bloques, la mayoría de las compras de NFT no compran el activo real, sino un recibo que prueba la propiedad. En efecto, esto crea un nuevo tipo de escasez entre los bienes digitales donde no la había.

“Muchos NFT se pueden descargar, duplicar, capturar de pantalla o simplemente encontrar en otro lugar de Internet”, explicó Sophie Haigney en The Times el año pasado. “Comprar un NFT, entonces, no se trata tanto de comprar algo como de comprar el concepto de poseer algo, lo que se siente como el punto final lógico de una sociedad obsesionada con los derechos de propiedad y que encuentra nuevas formas de comprar y vender casi cualquier cosa”.

Hoy, el valor de todas las criptomonedas es de unos US$2.3 billones. Algunos de los principales impulsores del auge de las criptomonedas son los capitalistas de riesgo, que invirtieron más de US$27 millardos a nivel mundial en proyectos relacionados con las criptomonedas el año pasado, más que en los 10 años anteriores combinados.

Pero, ¿qué explica el interés por la Web3 entre los menos pudientes? Una teoría, de Tressie McMillan Cottom, escritora y socióloga del Times Opinion, es que blockchain ofrece la promesa de derechos de propiedad intachables, una idea que podría atraer especialmente a los históricamente desposeídos.

La ansiedad económica influida por FOMO (miedo a perderse) también alimenta la fiebre. “La criptomoneda es, como mínimo, ahora vista como un buen lugar para estacionar algo de efectivo”, escribe Erin Griffith de The Times. “Todo el mundo ha leído las historias de criptomillonarios adolescentes, o la pizza comprada con bitcóin que ahora valdría millones. No involucrarse es, en lenguaje criptográfico, divertirse siendo pobre”.

Aunque la tecnología blockchain existe desde hace más de una década, no se ha prestado a muchos usos en el mundo real para personas que no son inversionistas en criptomonedas o delincuentes. Sin embargo, recientemente, Kevin Roose de The Times encontró un proyecto criptográfico que tiene lo que él llama “utilidad normal”: Helium, una red inalámbrica descentralizada de largo alcance que usa criptomonedas para recompensar a las personas por compartir ancho de banda en sus dispositivos compatibles con Wi-Fi como sensores de calidad del aire y electrodomésticos de cocina inteligentes.

En las alturas más elevadas del discurso Web3, la perspectiva de una Internet descentralizada se presenta como un baluarte contra el autoritarismo. “Conceptualmente, Web3 es innatamente más beneficioso para las democracias liberales occidentales, que valoran la democracia y la privacidad personal”, argumentan Anthony Vinci y Nadia Schadlow en The Washington Post. “China y Rusia ya han establecido mecanismos para espiar y controlar la infraestructura Web2 existente a través de firewalls, censura y coerción de plataformas tecnológicas. Web3 haría que esos controles autoritarios fueran mucho más difíciles”.

Una desventaja es que la criptomoneda es una inversión especulativa inútil e incluso peligrosa, argumenta Binyamin Appelbaum de The Times. Inestable, engorrosa y costosa de usar, la criptomoneda no funciona como reemplazo de las monedas respaldadas por el gobierno. Lo que sí hace, sin embargo, es incentivar el frenesí del mercado y usar enormes cantidades de electricidad, más que la nación de Finlandia.

Algunos comentaristas, como Moxie Marlinspike, el creador de Signal, también han señalado que Web3, a pesar de todas sus embriagadoras promesas de democratización, en realidad no está muy descentralizada: todavía depende de organizaciones centralizadas para mantener servidores, billeteras de criptomonedas y sitios web donde NFT se almacenan.

En los próximos años, tanto los impulsores de Web3 como sus escépticos pueden tener un poco de razón, argumenta Charlie Warzel en The Atlantic. “Las ambiciones de la multitud de Web3 deben tomarse en serio: tiene el dinero, la influencia y el poder de marketing para hacer realidad el sueño”, escribe. Pero agrega: “Aceptar la narrativa de los acosadores de FOMO, e ignorar a los que dudan, es ceder el control del futuro a un pequeño subconjunto de personas ruidosas y poderosas. Eso es justo lo que se supone que Web3 debe evitar”.

“El Economista” esta semana

Puntos destacados del último número

Esta semana nos preguntamos: ¿qué pasaría si los mercados financieros colapsaran? El sistema financiero de Estados Unidos no se parece en nada a lo que era antes de las crisis de 2001 y 2008, pero últimamente ha habido signos familiares de espuma y miedo en Wall Street: días de negociación salvaje sin noticias reales, cambios repentinos de precios y una sensación de malestar entre muchos inversionistas de que han tomado una sobredosis de tecno-optimismo. El nuevo sistema financiero de EE. UU. todavía está cargado de riesgos. Los precios de los activos son altos; las tasas de interés están subiendo. Si se materializan grandes pérdidas, la pregunta es si el sistema las absorberá con seguridad o las simplificará. La respuesta no es obvia, ya que las finanzas se han transformado en los últimos 15 años por las fuerzas gemelas de la regulación y la innovación tecnológica. Los bancos se han vuelto más seguros, pero también menos fundamentales. El riesgo ha sido empujado hacia los bancos en la sombra y los fondos de inversión. Y aunque el nuevo sistema está más descentralizado, todavía depende de que las transacciones se canalicen a través de unos pocos nodos que podrían verse abrumados por la volatilidad. El sistema financiero puede estar en mejor forma que en 2008, pero enfrenta una dura prueba.

Disney+ gana terreno a Netflix. Disney dijo que su servicio de transmisión alcanzó los 130 millones de suscriptores a fin de año, superando las expectativas. La noticia alivió los temores de los inversores sobre la desaceleración del crecimiento en otras plataformas de transmisión, en particular Netflix, y provocó que las acciones de Disney subieran más del 6% en las operaciones posteriores al cierre.

Credit Suisse perdió más de US$2 millardos. El banco suizo, golpeado por sucesivos escándalos, tuvo un desempeño mucho peor de lo esperado en el último trimestre de 2021.

Leído para usted, estimado lector, en New York Times, The Economist, Washington Post, Bloomberg, Newsweek, CNBC, Deal Book del New York Times, Morning Brew, Quartz y The Daily Upside.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Se venció el plazo: ¡Deporte nacional queda suspendido por el COI!
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Universidades guardan silencio por actuación de decanos en la Comisión de Postulación
noticia Agencias
Yulimar Rojas avanza a la final


Más en esta sección

Ingenuity bate récord de altitud de vuelo en Marte en su vuelo 35

otras-noticias

En vivo | Tribunal inicia con sentencia contra implicados en el caso La Línea. Aquí todos los detalles

otras-noticias

¿Por qué las infecciones de vías respiratorias superiores son más comunes con el frío?

otras-noticias

Publicidad