[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Una democracia estable, con una economía lastimada


foto-articulo-Mundo

Costa Rica, el país “más feliz” de América Latina y una sólida democracia sin ejército, elige nuevo presidente y diputados este domingo, en medio de una severa crisis económica, poca confianza en los políticos e inéditos casos de corrupción.

Unos 3.5 millones de ciudadanos de un total de 5 millones están convocados para elegir a quien los gobernará en los próximos cuatro años. El 31.8 por ciento aún no sabe por quién de los 25 candidatos votará.

A continuación algunas de las claves para entender al país centroamericano.

Democracia estable

Pese a ubicarse en una región de constantes crisis políticas, Costa Rica mantiene una estabilidad democrática luego de su única guerra civil de 44 días en 1948. Ese año proscribió su Ejército.

En un ranquin del Informe Mundial de la Felicidad que lidera Finlandia, Costa Rica ocupa el puesto 16 en el periodo 2018-2020, el primer país de América Latina en aparecer en la lista.

Por medio siglo fue bipartidista, hasta que irrumpió el hoy dos veces gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC).
Esta agrupación de centroizquierda ganó las últimas dos elecciones (2014 y 2018) pero la labor del actual presidente Carlos Alvarado tiene un 72 por ciento de rechazo popular, según encuestadoras.

Los ciudadanos vuelven la mirada a los partidos tradicionales, pero ningún candidato tiene apoyo masivo.
Su imagen de país estable y correcto se vio estremecida el año pasado por un sonado caso de pago de sobornos a cambio de obras públicas, que alcanzó hasta a un asesor presidencial.

“Pura vida”, energías renovables

La protección del medioambiente es una política de Estado determinante.

Costa Rica tiene liderazgo y activismo en foros climáticos internacionales, que le permitieron captar millonarios fondos y reconocimientos.

Su cobertura forestal sobrepasa el 53 por ciento de su territorio, el cual, aunque apenas suma 0.03 por ciento de la superficie del globo (51 mil km2), posee cerca del seis por ciento de la biodiversidad, según cifras oficiales.

Ya alcanzó 99.98 por ciento de generación eléctrica de fuentes renovables (principalmente del agua, seguido de geotermia y viento) y se encuentra en marcha su Plan Nacional de Descarbonización a 2050.

El Congreso discute vetar permanentemente la exploración y explotación de gas y petróleo.

La importación de vehículos eléctricos se duplica año tras año, con uno de los porcentajes de incremento más altos de la región. Esto impulsaría el uso de hidrógeno verde, una fuente de energía producida de forma limpia.

Y en este país, donde la expresión “pura vida” es un saludo, se encuentra la Península de Nicoya, una de las cinco “Zonas Azules” del mundo, como se identifican los lugares con población de amplia esperanza de vida.

Turismo y recuperación

El turismo es uno de los motores económicos del país, un paraíso para los amantes de la playa, naturaleza y ecología. El COVID-19 golpeó duramente el sector, que trata de recuperarse.

Según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en 2021 ingresaron poco más de 1.3 millones de turistas, una recuperación respecto de 2020, pero aún lejos de los más de 3 millones que llegaron en 2019.

Ese empuje ayudó a disminuir la tasa de desempleo hasta un 14.4 por ciento (estuvo sobre el 20 por ciento), pero todavía sigue lejos del 12.4 por ciento de épocas prepandémicas. Volver a esa estadística es un reto fundamental para el gobierno que sea elegido.

Economía en riesgo

Costa Rica fue el último país en ingresar a la exclusiva Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en mayo de 2021, cuyos socios representan alrededor del 80 por ciento del comercio y de las inversiones mundiales.

Tiene un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir un crédito de US$1.778 millardos y así rescatar su economía en crisis, agobiada por una deuda de más del 70 por ciento de su PIB, una de las cuatro más altas de Latinoamérica.

Pero para ello el FMI exigió una serie de condiciones como proyectos de reestructuración de gasto público que no se han aprobado en el Congreso. Será tarea del nuevo gobierno.

Estimaciones oficiales dicen que la economía en 2022 cerrará con un alza del 3.9 por ciento del PIB, y una inflación “relativamente baja”, de entre el dos y cuatro por ciento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Richard Aitkenhead castillo
La apuesta por el mercado estadounidense
noticia Alexander Valdéz/elPeriódico 
Exalcaldes enfrentarán juicio por caso El Cambray II
noticia AFP
Disney+ amenaza la supremacía de Netflix


Más en esta sección

Reportan largas filas de vehículos en puesto de hisopado en Cayalá

otras-noticias

Al menos diez muertos y más de 200 heridos por una fuga de gas en puerto jordano

otras-noticias

Uber lanza herramienta de verificación de entregas

otras-noticias

Publicidad