[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Ucrania centra desde hace varios meses las tensiones entre Rusia y Occidente


Ucrania y Rusia están enfrentados desde que el gobierno ruso anexó la península de Crimea en 2014.

foto-articulo-Mundo

Las tensiones sobre Ucrania agudizadas en los últimos meses debido a las acusaciones de que Moscú prepara una invasión, están en el centro de las discusiones entre Estados Unidos y Rusia que se inician el domingo en la tarde en Ginebra.

Ucrania y Rusia están enfrentados desde que el gobierno ruso anexó la península de Crimea en 2014 y los vínculos empeoraron con el conflicto en el este de Ucrania, donde Rusia está acusada de apoyar a los separatistas, algo que el Kremlin niega. 

Demostración de fuerza

El 1 de abril de 2021, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski acusó a Moscú de apostar decenas de miles de soldados en la frontera entre ambos países y en Crimea. El Kremlin respondió afirmando que Rusia desplaza a sus tropas como le parece. 

Al día siguiente, el presidente estadounidense Joe Biden aseguró a esta exrepública soviética que tiene apoyo pleno frente a la “agresión” rusa. 

El 6 de abril, Zelenski pidió una tramitación acelerada de la entrada de su país en la Alianza Atlántica. El Kremlin advirtió que esto empeoraría el conflicto. 

Retirada de las tropas rusas

El 16 de abril, Francia, Alemania y Ucrania llaman a una “desescalada” y piden al gobierno ruso que retire sus tropas, que según la Unión Europea sumaban hasta cien mil efectivos. 

El 23 de abril, el ejército ruso inicio su retirada, afirmando que sus tropas “demostraron su capacidad de asegurar una defensa fiable del país”. 

Maniobras navales

El 23 de junio, varios barcos y aviones rusos amenazaron a un buque de guerra británico en las costas de Crimea y luego a una fragata holandesa. Estos roces se producen un día antes de un ejercicio militar de los países de la OTAN junto a Ucrania en el mar Negro. 

El 10 de septiembre, el gobierno ruso anuncia que terminó el controvertido gasoducto Nord Stream 2 que va desde Rusia hacia Alemania evitando pasar por Ucrania. Esta obra –cuya certificación no se espera antes de mediados de 2022– priva a Ucrania de ingresos por el tránsito de gas y además le quita un medio de presión ante Rusia. 

Nueva crisis

El 10 de noviembre, Estados Unidos pide explicaciones a Rusia tras detectar movimientos “inhabituales” de tropas en la frontera con Ucrania. Entonces, la OTAN, la UE, Francia y Alemania advierten al gobierno ruso frente a cualquier nueva acción “agresiva”. 

El presidente ruso, Vladimir Putin, acusa a los occidentales de exacerbar las tensiones entregando armamento moderno a Ucrania y realizando “ejercicios militares provocadores” en el mar Negro y cerca de sus fronteras. 

El temor a una ofensiva

El 28 de noviembre, Ucrania afirma que Rusia tiene apostados cerca de 92 mil soldados en sus fronteras, listos para una ofensiva hacia finales de enero o principios de febrero. Moscú desmiente estas acusaciones. 

El 1 de diciembre, las autoridades rusas –que acusan por su parte a Ucrania de desplazar tropas hacia el este del país– exigen “garantías jurídicas” de que la OTAN no seguirá extendiéndose. 

Ucrania se niega categóricamente a abandonar su proyecto de entrar en el pacto militar. 

Cumbre virtual entre Biden y Putin

El 7 de diciembre, Biden amenaza a Vladimir Putin de “graves sanciones” económicas si invade Ucrania, en una cumbre bilateral celebrada de forma virtual. 

Por su parte, el presidente ruso exige “garantías jurídicas” de que Ucrania no va a unirse a la OTAN y reafirma el derecho de Rusia a “proteger su seguridad”. 

El 17 de diciembre, Moscú presenta dos borradores de tratados para prohibir cualquier ampliación de la OTAN y el establecimiento de bases militares estadounidenses en países de la antigua órbita soviética. 

Washington señala entonces que está dispuesto a lanzar un “diálogo diplomático” con Putin pero cataloga como “inadmisibles” algunas de las exigencias. 

Impedir la crisis

El 28 de diciembre, Moscú y Washington acuerdan una negociación sobre la seguridad en Europa. 

Dos días después, Biden advierte que cualquier progreso diplomático pasa por una “desescalada” en Ucrania. 

El 2 de enero de 2022, el presidente estadounidense promete a su homólogo ucraniano que Estados Unidos responderán de forma “enérgica” en caso de una invasión rusa. 

“No habrá negociaciones sobre Ucrania sin Ucrania”

El 4 de enero el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, reitera a Ucrania su “apoyo pleno” en una visita al país.

El 7 de enero el secretario de Estado, Antony Blinken, afirmó que “todavía es posible” una solución diplomática y prometió que “no habrá negociaciones sobre Ucrania sin Ucrania”. 

El 8 de enero, un alto funcionario estadounidense dijo que su país está dispuesto a discutir con Rusia el tema de los sistemas de misiles y los ejercicios militares que realizan ambos países y que las conversaciones bilaterales se iniciarían el 9 de enero en la noche en Ginebra. 

Por su parte, Rusia adelantó que descarta cualquier “concesión”.

Cristian Velix
Reportero de política. Periodista profesional egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Interesado en temas de transparencia, seguridad y justicia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Miguel Ángel Albizures
Niñez y mujeres sin protección
noticia Europa Press
OMS: son necesarias políticas que eliminen las grasas trans en todo el mundo
noticia AFP / elPeriódico
Detienen en México a Ovidio Guzmán, heredero del “Chapo”


Más en esta sección

Grammys 2023: listado completo de ganadores

otras-noticias

El presunto globo espía chino aviva batalla política en EE.UU.

otras-noticias

Constructora que pagó sobornos obtiene contrato de Q264 millones

otras-noticias

Publicidad