[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Nueva elección en feudo de Chávez, entre denuncias de ventajismo y veto a principal opositor


Roberto Picón, uno de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), denunció ventajismo oficial.

foto-articulo-Mundo

El estado natal del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, Barinas, vota este domingo por gobernador tras un fallo judicial que ordenó repetir los comicios de noviembre pasado sin el principal candidato opositor, que lideraba los conteos, y entre denuncias de ventajismo oficial.

Los electores comenzaron a llegar a los centros de votación desde temprano para participar en esta votación en la que el exvicepresidente y excanciller Jorge Arreaza busca mantener la hegemonía que el chavismo tiene desde 1998 en esta región agropecuaria de Venezuela.

En total, 607 mil de los 870 mil habitantes de Barinas están llamados a las urnas en 543 centros fuertemente custodiados por policías y militares. 

El proceso arrancó a las 6:00 y debe extenderse por 12 horas, aunque el lapso para la votación puede extenderse mientras haya electores en fila.

«Vengo a ejercer mi voto para ver si queda el gobernador de nosotros», dijo Walter Fajardo Romero, un bombero y miliciano de 56 años, militante del chavismo, que sufragó en Ciudad Tavacare, un complejo de viviendas populares, donde votará Arreaza.

«La oposición ganó y no les gustó, porque tienen que seguir con la hegemonía y la dinastía de ellos», señaló por su parte Nelson León, un profesor de música de 68 años, que votó cerca de la Plaza Bolívar de la capital del estado, la homónima ciudad de Barinas.

La gobernación estuvo por dos décadas en manos de familiares del propio Chávez. La dinastía empezó con su padre, Hugo de los Reyes Chávez (1998-2008), y continuó con sus hermanos Adán (2008-2016) y Argenis (2017-2021), quien aspiraba a la reelección, pero renunció después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, ordenara repetir los comicios cuando el opositor Freddy Superlano reclamaba el triunfo.

El tribunal alegó que Superlano –que en ese momento contaba con el 37.6 por ciento de los votos frente al 37.21 por ciento de Argenis Chávez– estaba inhabilitado por investigaciones judiciales.

«Hemos visto que hay mucha más afluencia que el pasado 21 de noviembre. Esto es un buen augurio», celebró Superlano tras su voto. «Hoy Barinas es Venezuela».

«Uso y abuso»

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó en las regionales 19 de las 23 gobernaciones del país, más la alcaldía de Caracas. Y eligió a Arreaza, padre del primero de los nietos del desaparecido líder socialista, para esta nueva elección en lugar del gobernador saliente.

«Vuelve la esperanza» fue el eslogan de Arreaza en esta elección, vendiendo un mensaje de cambio y renovación pese a la hegemonía chavista en esta región.

Sergio Garrido sustituyó por su parte a Superlano, luego de que también fuesen inhabilitados la esposa del dirigente excluido y otro posible aspirante.

Otros postulantes minoritarios están en contienda, como el excandidato presidencial Claudio Fermín.

El PSUV y el gobierno de Nicolás Maduro han desplegado toda su fuerza para esta elección. Carteles y vallas con el rostro de Arreaza dominan el escenario, mientras que ministros y funcionarios gubernamentales han inaugurado obras públicas durante la campaña y entregado viviendas populares.

La maquinaria del chavismo llega a pueblos agrícolas como Altamira de Cáceres, población más antigua de esta región, fundada en 1577 y repleta de propaganda chavista.

«Hay mucho ánimo por el nuevo candidato», comentó en la víspera de las elecciones Leticia Aguilera, seguidora de Arreaza, que dijo trabajaría este domingo para movilizar votantes en esta zona de cultivos de café y cacao al pie de los Andes venezolanos.

Roberto Picón, uno de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), denunció ventajismo oficial.

«Los mecanismos de fiscalización y penalización disponibles para el CNE son insuficientes para controlar una acción concertada del Estado, en campaña electoral, como la que se ha evidenciado en Barinas», expresó en Twitter Picón. 

El CNE fue reestructurado de cara a los comicios de noviembre para abrir espacio a autoridades próximas a la oposición como Picón, aunque el organismo sigue controlado por el chavismo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú / Colaboradora de elPeriódico
Loma Linda, El Palmar un centro recreativo en las faldas del volcán Santiaguito
noticia AFP
Consejo de Seguridad de la ONU se reúne de urgencia sobre Corea del Norte
noticia AFP
Biden pedirá USD 32 mil millones para Ucrania y contra el COVID-19 al Congreso


Más en esta sección

Transas y cuatreros

otras-noticias

La incesante búsqueda de un trabajo

otras-noticias

“Bonnie” sale al Pacífico tras cruzar Nicaragua y Costa Rica

otras-noticias

Publicidad