[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Bassin Bleu: un paraíso escondido en las montañas de Haití


El paraje natural está formado por tres pozas de agua turquesa.

Un sinuoso y accidentado camino entre las montañas del sudeste de Haití lleva a Bassin Bleu, una serie de cuencas naturales a lo largo del río Jacmel, que contrasta con las duras imágenes del resto del país.

«La vista es impresionante, y las aguas son las más cristalinas del país, además que son místicas», dijo Jackson Guerier, quien se gana la vida como guía turístico, en diálogo con la Agencia Sputnik.

El paraje natural está formado por tres pozas de agua turquesa. La cuenca Yes de 4,6 metros de profundidad, la Palmista de 17.4 metros y la más popular, la Clair de 22.8 metros.

«Es un lugar con mucha magia. Dicen que está habitado por sirenas que salen en las noches y ataren a las muchachas jóvenes», nos cuenta imbuido en un papel de historiador.

Las cuencas están situadas en el centro de un bosque tropical. Una corta caminata y un pequeño rápel por rocas resbaladizas desemboca en piscinas de agua turquesa conectadas por cascadas de baja altura.

Solo unos pocos visitantes locales realizan la travesía hacia el sitio excavado naturalmente en la empinada montaña que lleva a la ciudad de Jacmel, otrora capital comercial del país.

Crisis turística

«Antes teníamos grupos de turistas que se aventuraban, pero después de 2018 ha sido muy difícil para los guías locales», nos cuenta Jackson, quien tuvo que buscar otros medios para sobrevivir.

La industria turística está poco explotada en Haití. Las playas de Labadee al norte, junto a las fortalezas de Sant Souci y La Citadelle son los lugares más emblemáticos de la nación caribeña, pero el acceso es cada vez menor, mientras el país vive una serie crisis sociales, políticas y económicas.

Las autoridades incluso intentan desligar el turismo de la capital, con una arriesgada campaña que indica que Haití no es solo Puerto Príncipe, para invitar a los visitantes a conocer lugares como Bassin Bleu.

El sector es uno de los más golpeados por la situación política y de seguridad, e incluso varias de sus instalaciones fueron objetivo de furia de manifestantes durante las protestas de 2018 y 2019.

«Ahora solo de manera esporádica podemos conducir a grupos muy pequeños, que vienen con el temor de que suceda algo. Para los guías locales como nosotros la situación es grave porque tenemos familias que alimentar», lamentó.

El nuevo director policial, Frantz Elbé, anunció acciones para permitir el acceso a las playas del litoral norte, bloqueado por las bandas armadas que controlan las salidas sur y norte de la capital.

Mientras tanto, Bassin Bleu continúa escondido entre las montañas de Haití, como una paraíso aún por descubrir, y una muestra de las posibilidades de la nación golpeada por terremotos, huracanes, crisis políticas y magnicidio. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos/elPeriódico
Aceptación de tachas no implica la exclusión de aspirantes a Fiscal General 
noticia AFP
Johnson anuncia el fin de las principales restricciones anticovid en Inglaterra
noticia AFP
Perú peleará hasta el final en la eliminatoria


Más en esta sección

Comisión de asuntos electorales conoce propuesta para elección de diputados

otras-noticias

Cheems, el perro de los memes, se recupera

otras-noticias

Transportistas advierten de incrementos de precios por el deterioro de las carreteras

otras-noticias

Publicidad