[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Quién sucederá al profesor Sauer, el discreto esposo de Merkel


foto-articulo-Mundo

A la pregunta de quién sucederá a la canciller alemana, Angela Merkel, se puede sumar la de cómo será el nuevo cónyuge en la Cancillería, tras los 16 años del discreto profesor Joachim Sauer, celoso guardián de lo privado.

Sauer, cinco años mayor que Merkel y una autoridad en lo suyo, la Física Cuántica, ha podido preservarse del interés mediático, en parte, gracias que no comparte con ésta su apellido. La política adoptó en 1977 el del primer marido, un compañero de estudios llamado Ulrich Merkel, de quien se divorció cinco años después.

Este factor ayudó tanto a Sauer como a los hermanos de Merkel -Markus e Irene Kasner, el apellido paterno- a no ser automáticamente identificables como «familiares» de la canciller y a poder llevar su propia existencia con normalidad.

Sauer y Merkel se casaron en 1998, tras años de convivencia y al convertirse ella en secretaria general de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido en que había ingresado ocho años.

En los primeros años de Merkel en la cancillería se le apodó «el fantasma de la ópera», porque apenas aparecía en público más que en el Festival Richard Wagner de Bayreuth. Además de catedrático, Sauer es un apasionado wagneriano, como su mujer.

Con el tiempo acompañó a Merkel en visitas oficiales de cierto nivel o interés, cumbres del G7 o el G20, viajes a Estados Unidos -país donde ha residido temporalmente por actividades académicas-.

La prensa del corazón indaga de vez en cuando en el matrimonio; luego asegura que atraviesa alguna crisis o todo lo contrario. Desde Cancillería se sigue la norma de ignorar la rumorología.

Sí trasciende alguna foto de sus vacaciones, en el pasado por Italia o la Gomera -España- y recientemente limitadas a excursiones montañeras, donde aparecen casi siempre con idéntica vestimenta informal y cara de cierto aburrimiento.

LA MINISTRA DE BRANDEBURGO

El socialdemócrata Olaf Scholz es el favorito de los sondeos a suceder a Merkel. No parece que, en lo privado, vaya a seguir la dinámica del último canciller socialdemócrata, Gerhard Schröder -1998/2005-.

Los sucesivos matrimonios o separaciones de este político desembocaban un circo mediático. De su tercera esposa, Hiltrud, destacada miembro de su partido, se difundió que le tenía prohibida la «currywurst» -salchicha típica- por ser vegetariana radical, mientras de que la quinta y actual, la coreana Kim-So-Yeon, se informó de la indemnización que exige su exmarido tras dejarle.

Scholz y Britta Ernst, de 63 y 60 años respectivamente, forman un matrimonio con intereses políticos compartidos. Llevan casados desde 1998, no tienen hijos y han establecido su residencia en Potsdam, capital de Brandeburgo, el «Land» que envuelve Berlín y de cuyo gobierno es ministra de Juventud, Educación y Deporte.

No es su primer cargo ministerial a escala regional de Ernst. Entre 2014 y 2017 ocupó esa cartera en el «Land» de Schleswig Holstein. Anteriormente fue miembro de la cámara de Hamburgo, su ciudad natal y a la que está vinculada la carrera política de Scholz, que fue alcalde-gobernador del «land» entre 2011 y 2018.

LA ESPOSA DE TODA LA VIDA

De Armin y Susanne Laschet -60 y 59 años- tampoco cabe esperar sensaciones para la prensa del corazón. La esposa del candidato conservador y primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, el «Land» más poblado del país, se prodiga poco en los medios.

Se sabe de ellos que se conocieron siendo miembros del Coro Infantil de Aquisgrán, la ciudad natal de ambos. Es el primer y único amor que se conoce del político.

Como buen renano, Laschet suele hacer gala de jovialidad y es asiduo de sus carnavales, a menudo con arriesgados disfraces. Su esposa permanece el margen de esas apariciones.

Llevan casados desde 1985 y tienen tres hijos en común, Johannes, Eva y Julius. El primero de ellos, de 32 años y conocido como Joe Laschet, sí ha dado bastante que hablar en los medios.

Se le considera un «influencer» en el ámbito de la moda, muy activo en las redes sociales y del que suele destacarse su parecido físico con el actor estadounidense Ryan Gosling.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE/Medios cubanos
Exilio pide intervención internacional en Cuba
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Cierran centro de vacunación en el Colegio de Ingenieros
noticia
Fed ve un considerable riesgo de quiebras empresariales

El endeudamiento de las empresas “se encuentra ahora cerca de sus máximos históricos”.



Más en esta sección

El clima entra en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

otras-noticias

Lucy: la misión de la NASA inicia su viaje de 12 años hacia asteroides troyanos de Júpiter

otras-noticias

Bolsonaro es señalado de misoginia por vetar distribución gratuita de toallas higiénicas

otras-noticias

Publicidad