[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Potencias impulsan una carrera armamentística


China y Japón escalan sus programas de defensa, Estados Unidos ayuda a sus aliados en nombre de la disuasión de Pekín.

foto-articulo-Mundo

Una batería de ensayos de misiles y una serie de acuerdos de defensa en el Pacífico ilustran la frenética carrera armamentística regional que se está intensificando por la creciente rivalidad entre China y Estados Unidos.

“Hay un poco de frenesí en el Indo-Pacífico para rearmarse“, afirmó el profesor John Delury. “Hay un sentimiento de que todo el mundo lo está haciendo”, añadió.

En apenas 24 horas esta semana, Corea del Norte disparó dos proyectiles desde un ferrocarril, Corea del Sur probó con éxito su primer lanzamiento de un misil desde un submarino y Australia anunció la compra sin precedentes de unos modernos submarinos de propulsión nuclear y misiles de crucero Tomahawk a Estados Unidos.

Una concatenación de eventos extraordinaria que muestra el afán de la región por hacerse con las últimas maravillas del armamento moderno, dicen los expertos. Solo el último año, la región de Asia y Oceanía destinó más de medio billón de dólares a sus ejércitos, según los datos del Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo.

“Realmente hay una tendencia al alza durante los últimos 20 años. Asia es la región donde esta tendencia creciente es más evidente”, dijo Lucie Beraud-Sudreau, de este instituto. Esta experta señala una tormenta perfecta de rápido crecimiento económico, que engrosa el dinero disponible en las arcas de los gobiernos y la cambiante “percepción de la amenaza” en la región.

Disuadir a China

China representa casi la mitad del gasto militar de Asia y ha aumentado esta partida presupuestaria anualmente desde hace 26 años, convirtiendo el Ejército Popular de Liberación en una moderna fuerza de combate.

Se estima el gasto de Pekín en US$252 millardos anuales (+76 por ciento respecto a 2011), que le permiten proyectar su poder en la región y desafiar el dominio estadounidense.

Pero los presupuestos de defensa de Australia, India, Japón, Corea del Sur y otros países asiáticos también se inflan. Michael Shoebridge, exresponsable de inteligencia australiano, cree que este gasto es una reacción directa a China. “La actual competición militar es entre China y otros países que quieren disuadir a China de usar su fuerza”, dijo.

Shoebridge pone como ejemplo la decisión de Australia de comprar ocho submarinos de propulsión nuclear –aunque sin armamento atómico– y misiles de crucero Tomahawk a Estados Unidos. Si la sombra de China es el principal impulso a la carrera armamentística regional, Washington no ha dudado en acelerar el proceso, ayudando a sus aliados regionales a fortalecerse.

Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
¿Quiénes fueron las víctimas de la primera pandemia? Arqueólogos encontraron sus restos en Alicante
noticia Stephanie Rodríguez
Caso del Hogar Seguro: la negación sistemática de justicia
noticia Verónica Spross
Claves para llevar la tecnología a las aulas


Más en esta sección

Cómo preparar ropa vieja al estilo cubano

otras-noticias

El Papa Francisco pide dar “un nuevo impulso” a la paz en visita a Sudán del Sur

otras-noticias

Todos desafían al Real Madrid en el Mundial de Clubes

otras-noticias

Publicidad