[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Vi desde un taxi cómo cambió el mundo


Julio Solórzano Foppa estuvo ahí. El 11 de septiembre de 2001 tenía una cita en un edificio cercano a las Torres Gemelas. No llegó a su destino: desde un taxi vio cómo un avión se estrelló sobre una de ellas. Esta es su historia.

foto-articulo-Mundo

En 2001 tenía más de diez años de ser productor y empresario para las giras que realizaba el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández en Estados Unidos. Ese año teníamos previsto una gira por ese país. Comenzaba el 14 de septiembre en California, pero los planes cambiaron y junto con todo el equipo estuvimos en Nueva York el día que destruyeron las Torres Gemelas. 

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México nos contrató para realizar una función en esa ciudad. En ese tiempo, México se postulaba para obtener un lugar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Competía con República Dominicana. Las votaciones estaban divididas, y como parte del “lobby” nos pidieron llevar el Ballet a Nueva York. 

Tras muchas presiones, el evento se programó para el 11 de septiembre a las 20:00 horas en Beacon Theatre. La mañana anterior,  bailarines, músicos, técnicos y representantes arribaron a la ciudad. Ese mismo día, cuatro de los miembros compraron boletos para subir la mañana siguiente al mirador de las Torres Gemelas.

Un taxi, un avión y una cámara desechable

El 11 de septiembre, de madrugada, envié al teatro donde sería la presentación los camiones con el equipo. Como siempre estaba en búsqueda de nuevos patrocinios, había concertado una cita con los vicepresidentes del banco Citicorp, ubicado en un edificio aledaño a las Torres Gemelas. 

Abordé un taxi para dirigirme a mi cita de la mañana y avancé en un día aparentemente normal. El conductor escuchaba música en la radio. De pronto, la programación se interrumpió y el locutor dijo que un pequeño avión le había pegado a una de las Torres. 

Al ver las torres desde las calles aledañas notamos que de una de ellas, efectivamente, salía humo. Fue en ese momento que el mundo cambió. Mientras contemplábamos el humo, en vivo y en directo, vimos que otro avión entró sobre la otra torre. 

Atónitos, el taxista me preguntó qué hacer. Yo no tenía idea de la magnitud de lo que pasaba y le dije: “Tengo una cita, sigamos”. Así lo hicimos, pero el conductor decidió detenerse en una gasolinera a comprar una cámara desechable. Me pidió que le hiciera unas tomas mientras avanzamos. 

No pude llegar a mi destino de forma directa. Pensé llegar en metro, pero todo estaba cerrado. 

Llegué de vuelta al hotel y todo era confusión. Todos estaban asustados. Las líneas telefónicas no funcionaban y no había manera de comunicarse con la familia. Reuní a mi gente y le dije que, aunque no sabíamos qué pasaba, trataríamos de hablar con nuestras familias para decirles que estábamos bien. 

El espectáculo continuó

En medio de la tragedia, el Ballet debía cumplir con su agenda. Era del otro lado del país, pero movernos en avión ya no era una posibilidad. Con todos los aeropuertos cerrados, debimos buscar otra alternativa. Con ayuda de una patrulla logramos cruzar algunos cercos de seguridad y emprendimos un viaje por tierra hasta California. Llegar al destino nos tomó más de dos días. 

La gira, por supuesto, fue un desastre. El país estaba en caos y la gente no se sentía segura en lugares cerrados. 

El evento de 2001 fue, afortunadamente, un susto y una pérdida económica nada más para la compañía. Pero ese día murieron más de 3 mil personas. Sí, Estados Unidos logró matar a Osama bin Laden, el responsable, pero en el camino destrozó dos países.  

¿Que qué pasó con los miembros del Ballet que tenían boletos para el mirador de las Torres? Se fueron de fiesta la noche anterior. No se levantaron. En agradecimiento, sobre los cuatro boletos sin uso colocaron una imagen de la Virgen de Guadalupe. 

Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico
Partido Cambio postula a Manuel Baldizón como candidato a diputado
noticia Redacción / elPeriódico
Polarización política
noticia AFP / elPeriódico
Detienen en México a Ovidio Guzmán, heredero del “Chapo”


Más en esta sección

Grammys 2023: listado completo de ganadores

otras-noticias

El presunto globo espía chino aviva batalla política en EE.UU.

otras-noticias

Constructora que pagó sobornos obtiene contrato de Q264 millones

otras-noticias

Publicidad