[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Los talibanes toman el control de Kabul


EE.UU., Canadá, Alemania, Reino Unido y España evacuan a su personal diplomático en medio de la incertidumbre.

foto-articulo-Mundo
Un grupo de talibanes en Herat, Afganistán, ayer.

Los talibanes recuperaron ayer el control de Kabul después de casi veinte años de guerra, con la entrada de sus combatientes en la capital sin encontrar resistencia, mientras el presidente afgano, Ashraf Ghani, abandonaba Afganistán para evitar “un derramamiento de sangre” entre la población.

Después de una semana en la que los insurgentes fueron tomando una tras otra casi la totalidad de las 34 capitales de provincia afganas, ayer amanecía con la noticia de que los talibanes se habían apostado al norte, oeste y sur de los límites de Kabul.

El pánico estalló entonces en la capital, con las autoridades afganas pidiendo a todos los funcionarios que abandonasen sus puestos de trabajo y fueran a sus hogares, mientras cerraban tiendas y bancos, con el tráfico paralizado por grandes atascos.

Los talibanes, sin embargo, pidieron a sus combatientes no entrar en la capital. Pero a medida que se iban retirando las fuerzas de seguridad afganas y comenzaban en algunos lugares a escucharse disparos y posibles actos de pillaje, los talibanes anunciaron que finalmente entraban en Kabul “para evitar actos de saqueo y que los oportunistas hagan daño a la gente”.
“No le está permitido a ningún combatiente entrar en casa alguna o torturar o molestar a nadie”, advirtieron.

Abandona el país
La salida del mandatario afgano se hizo pública al tiempo que los talibanes entraban en Kabul, cuando el presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdullah Abdullah, anunciaba en un mensaje de video que “el expresidente” Ghani había abandonado el país, culpándole de lo que sucedía.

Ghani justificó su marcha para evitar “un derramamiento de sangre”, algo que logró, dijo, con su salida y la toma de Kabul por los talibanes sin encontrar resistencia. La entrada en el Palacio Presidencial finalmente se produjo, como mostraron imágenes de televisión con los insurgentes recorriendo el recinto.

Ahora, los talibanes están a las puertas del poder, veinte años después de haber sido expulsados por una coalición liderada por Washington, a raíz de su negativa a entregar a Osama bin Laden, líder de Al Qaeda, tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

La derrota es total, tanto para el gobierno como para las fuerzas de seguridad afganas, a las que EE.UU. ha estado financiando durante veinte años con decenas de miles de millones de dólares.

Valores islámicos
Los talibanes impusieron una versión estricta del islam cuando gobernaron Afganistán de 1996 a 2001. Las mujeres no podían trabajar ni salir sin estar acompañadas por un hombre, y se prohibía a las jóvenes y niñas ir a la escuela. Hoy, prometieron que respetarían los derechos humanos, en especial los de las mujeres, según los “valores islámicos”. En las zonas conquistadas ya han sido acusados de asesinatos, o secuestros de adolescentes para casarlas por la fuerza. -AFP

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Blum
Un mundo con una población estancada y una economía decreciente

Previsiblemente en el futuro mediato ya no habrá más crecimiento poblacional.

noticia Suplementos
COAMCO: un rayo de luz para las comunidades
noticia Marcela Gereda
El Niágara en bicicleta

En este país no se vive, se sobrevive. Unos intentando huir, otros esperando vacunas, unos pocos robándose lo de las mayorías. Nuestro presidente hundido en su alta demagogia y en un cruel descaro.



Más en esta sección

¿Vacunarse mientras escucha música clásica? Esta semana es posible frente al Palacio Nacional

otras-noticias

Migrantes retornados continúan ingresando en frontera El Ceibo

otras-noticias

Una manada de perros salvajes le arruina la siesta a una hiena

otras-noticias

Publicidad