[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

El surf, una tabla de esperanza para discapacitados


En Brasil, se abrió una escuela de surf adaptado donde jóvenes y adultos con autismo, síndrome de Down, amputaciones o accidentes cerebrovasculares asisten.

foto-articulo-Mundo

Los médicos decían que Malu Mendes estaba condenada a caminar mal, pero ahora cabalga las olas y es campeona mundial. Miguel Almeida apenas ve, pero desde niño presiente la formación de las ondas. Ambos, como muchos brasileños, consiguen gracias al surf sobreponerse a las dificultades.

Malu y Miguel llegan a media mañana a las playas de Santos, junto al mayor puerto de Latinoamérica. El mar del litoral paulista está tranquilo, sedado, y difícilmente realizarán grandes piruetas. Pero la pasión los impulsa al agua.

“Me siento libre, es muy placentero, una sensación inexplicable, tiene mucha conexión con la naturaleza“, explica Malu Mendes, una joven de 28 años, con parálisis cerebral. 

Esta muchacha alegre, de pelo rubio y sonrisa contagiosa oyó desde chica decir que tendría problemas de movilidad hasta el fin de sus días. 

Ahora, campeona mundial de parasurf en 2020, cuenta que los especialistas se sorprenden con su evolución. “Hablo con toda la seguridad del mundo, el surf cura”, afirma, orgullosa. 

Como Malu, hija del surfista brasileño Paulo Kid, decenas de niños, jóvenes y adultos con autismo, síndrome de Down, amputaciones o accidentes cerebrovasculares asisten a la Escuela de Surf Adaptado, inaugurada hace dos años.

Al mando de Francisco ‘Cisco’ Araña, leyenda del surf brasileño, el instituto público-privado ha atendido gratuitamente a 280 personas con discapacidades. Algunos refuerzan sus terapias con este deporte, para otros es la única.

“El surf tiene un poder increíble. Uno puede hacer cualquier cosa, pero no hay salud sin alegría. Esa es nuestra razón de ser, crear felicidad a través del surf”, explica Araña, de 64 años. Surfista desde 1968, Araña fundó su escuela regular de surf en 1991 y muy rápido tuvo alumnos con deficiencias a quienes les costaba usar tablas convencionales. 

Entonces creó otras: con relieves para ciegos, con ruidos especiales para sordos y con cierres de contacto para parapléjicos. La demanda creció y abrió la escuela adaptada.

“Con el surf logramos una evolución mucho mayor que con las otras terapias. Creo que es por el contacto con la naturaleza”, afirma Adriana de Souza, quien desde hace siete años lleva a clases a su hijo autista Joao Vitor, de 13.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
EEUU quiere campaña de refuerzo de la vacuna desde mediados de septiembre
noticia Europa Press
Telescopio Webb: dedicado a estudiar el sistema planetario naciente Beta Pictoris

Sus objetivos incluyen obtener una mejor comprensión de las estructuras y propiedades del polvo para interpretar mejor lo que está sucediendo en el sistema.

noticia Europa Press
Video: Quiropráctico ayuda a un paciente con joroba con una innovadora técnica

“Casi una experiencia extracorporal”, dice el hombre, paciente del doctor Joseph Cipriano.



Más en esta sección

Seguros Universales entrega el Galardón Guatemaltecos Ilustres 2021

otras-noticias

Su historia de incompetencia, corrupción y negligencia criminal la perseguirán por siempre 

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad