[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

EE.UU.: proceso electoral en Nicaragua ha perdido “toda credibilidad”


Ortega y Murillo quieren mantenerse en el poder a “toda costa”, afirma Blinken.

foto-articulo-Mundo

Estados Unidos criticó ayer la decisión del Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua de cancelar la personería jurídica de la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL), y subrayó que el proceso electoral en ese país, incluidos sus eventuales resultados, “ha perdido toda credibilidad”.

En un comunicado, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, tachó de “maniobra autocrática” la medida y señaló que pone de manifiesto “el deseo” del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, de permanecer en el poder “a toda costa”.

De igual forma, apuntó que la decisión se produjo después de la detención de siete candidatos presidenciales y otras 24 figuras de la oposición, activistas de derechos humanos, líderes empresariales, estudiantes y trabajadores de oenegés, en los últimos dos meses.

“Estados Unidos considera las últimas acciones antidemocráticas y autoritarias del régimen –impulsadas por el temor de Ortega a una derrota electoral– como el golpe final contra las perspectivas de que Nicaragua celebre unas elecciones libres y justas este año”, afirmó Blinken.

“Ese proceso electoral, incluidos sus eventuales resultados, ha perdido toda credibilidad”, puntualizó.
El jefe de la diplomacia estadounidense anticipó que seguirán trabajando con otras democracias para “responder diplomática y económicamente a estos acontecimientos nefastos”, que, consideró, “privan aún más al pueblo nicaragüense de su deseo de un gobierno representativo y de prosperidad económica”.

Según el Secretario de Estado, el “régimen Murillo-Ortega” ha “socavado sus compromisos internacionales”, entre ellos la Carta Democrática Interamericana y los derechos de su pueblo a elegir “libremente a sus propios líderes”.
Estados Unidos anunció el viernes que denegaría los visados a otros 50 nicaragüenses vinculados a Ortega, ampliando las restricciones a más de cien personas, entre ellas legisladores y jueces.

Respuesta a Ley Renacer

Un analista político nicaragüense, que solicitó no ser identificado por temor a represalias políticas en el país, valoró que la cancelación de la personería jurídica del partido CxL fue “la respuesta” del régimen a la aprobación de la Ley Renacer en el Senado estadounidense, puesto que “creen que los nicaragüenses opositores vamos a ir a EE. UU. a pedir que quiten las sanciones a cambio de que no sigan encarcelando y haciendo todo lo que han hecho”.

“Ortega no mira la contienda electoral como una contienda entre los nicaragüenses. Él asumía que CxL era como el jugador de los gringos; entonces, ya que los gringos le pusieron la Ley Renacer, él se los quita”, consideró el analista político.

Por otro lado, la eliminación de la competencia política, advierte el analista, muestra que “el proceso electoral murió hoy”, ya que se ha agotado la única vía legal que quedaba para disputarle el poder a Ortega y su esposa. A la población lo único que le queda es “la abstención”, tal como ocurrió en las elecciones generales de 2016.

Contra decisión del CSE

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) criticó ayer la decisión del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua de disolver a la opositora CxL. “Nicaragua: La cancelación ayer de @CxLibertad, como ya ocurrió con otros dos partidos, impide la participación política de sus miembros y votantes”, señaló ese organismo en un mensaje en Twitter. “Estas decisiones no están en línea con los estándares de derechos humanos y resultan incompatibles con elecciones libres y justas”, agregó.

¿Qué es el proyecto de ley “Renacer”?

La Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral es la respuesta del Congreso de Estados Unidos a los esfuerzos del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de socavar la democracia en el país centroamericano. El Senado aprobó el viernes este proyecto. Conocida como Ley Renacer, busca promover unas elecciones libres y justas. También intensifica esfuerzos para enfrentar los ataques antidemocráticos del mandatario y para monitorear, informar y abordar la corrupción en el gobierno nicaragüense y la familia de Ortega, así como los abusos a los derechos humanos cometidos por la Policía y las fuerzas de seguridad. Así mismo busca presionar y sancionar al régimen. -VOA

“No hay democracia en Nicaragua y no hay que esperar a las elecciones para averiguarlo”, — Paulo Abrão,
ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ante la decisión del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AGENCIAS
Fiscalía exonera al general Salvador Cienfuegos

La FGR concluyó que el militar en retiro “nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas”.

noticia Helmer Velásquez
UCN-Todos: fin del ciclo perverso

Vanguardias de la cleptocracia.

noticia
5 Minutos


Más en esta sección

Una discreta estructura de narcotráfico desbaratada por Estados Unidos

otras-noticias

Alumbrado público

otras-noticias

Pinturas emblemáticas en conversatorios

otras-noticias

Publicidad