[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Fiscalía de Panamá investiga la muerte de migrantes en zona selvática


Los cuerpos de los migrantes fueron hallados en el río Turquesa, ubicado entre las comarcas indígenas Wargandí y Emberá, en la frontera selvática con Colombia.

foto-articulo-Mundo

La fiscalía panameña anunció este sábado la apertura de investigaciones por la muerte de varios migrantes indocumentados en la zona selvática del Darién, fronteriza con Colombia, en momentos en que se ha disparado la llegada clandestina de personas pese a los peligros de la zona.

“La Fiscalía Regional de Darién inició investigaciones por delito contra la vida e integridad personal, luego del hallazgo de 4 cadáveres de migrantes”, informó el Ministerio Público en su cuenta de Twitter.

Los cuerpos de los migrantes fueron hallados en el río Turquesa, ubicado entre las comarcas indígenas Wargandí y Emberá, en la frontera selvática con Colombia.

“Fueron cuatro hallazgos en tres ocasiones distintas durante la presente semana. Por el estado de descomposición no se puede aún determinar los sexos, pese a que todo parece indicar que se trata de tres hombres y una mujer”, agregó a la AFP el fiscal superior Julio Vergara.

El Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) manifestó en una nota que el posible motivo de la muerte fue por “inmersión”, en pleno crecimiento de los ríos por la temporada lluviosa.

“Las personas que pretenden cruzar la inhóspita selva del Darién se enfrentan a las hostilidades de la madre naturaleza”, alertó el Senafront.

Más de 46.500 migrantes irregulares, entre ellos más de 6.200 niños, han atravesado en los últimos cuatro años el Tapón del Darién, un corredor selvático de 266 km entre Colombia y Panamá.

Esta jungla virgen de 575.000 hectáreas y sin vías de comunicación terrestres se ha convertido en paso obligado para la inmigración clandestina desde Sudamérica hacia Estados Unidos.

Los migrantes enfrentan en ella grupos criminales, animales salvajes y ríos caudalosos. En su mayoría son haitianos y cubanos, pero también hay asiáticos y africanos.

En 2020 el flujo migratorio por esta zona descendió por la pandemia, pero ahora ha vuelto a incrementarse y amenaza con desbordar los centros de acogida.

Durante el primer trimestre del año más de 7.100 personas han atravesado esta selva, de los cuales casi dos tercios lo han hecho en marzo.

Las previsiones apuntan además a un aumento de la migración producto de la crisis económica, el desempleo generado por el covid-19, la violencia y el cambio climático.

La situación ha provocado que el viernes la canciller panameña, Erika Mouynes, pidiera a su homóloga colombiana, Claudia Blum, un acuerdo bilateral para atender de manera controlada a los migrantes.

“Si no se actúa con celeridad y de forma coordinada” las cifras de migrantes que atraviesan el Darién “pueden ser difíciles de manejar”, advirtió Mouynes, quien esta misma semana trató la crisis migratoria con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Isela Espinoza
Reportera de Economía. Antes de unirse a la sección de inversión coeditó en la sección de Mundo en donde inició su carrera periodística hace 10 años. Graduada de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Así acogerá Madrid la segunda edición anual de la fiesta literaria Centroamérica Cuenta
noticia AGENCIAS
Medios: EE.UU. prepara evacuación de su embajada en Ucrania
noticia Redacción/elPeriódico
Presentan amparo y señalan a fiscales de vulnerar los derechos de los nietos del periodista


Más en esta sección

Prensa Independiente Bajo Asedio

otras-noticias

La construcción de los Estados nacionales

otras-noticias

Sandra Torres:  libre gracias a la impunidad

otras-noticias

Publicidad