[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

La pandemia marca la política en EE. UU.


foto-articulo-Mundo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a la recta final de la campaña después de contagiarse de coronavirus y autoproclamarse “inmune”. El 3 de noviembre se comprobará si esta supuesta inmunidad también se extiende al ámbito político y su polémica gestión de la pandemia de COVID-19 no termina teniendo secuelas electorales.

Cuando el 2 de octubre la Casa Blanca anunció los positivos del mandatario y de la primera dama, Melania Trump, la línea a seguir por el presidente estuvo clara: minimizar el riesgo. Con un ingreso hospitalario de por medio y poca transparencia en los informes médicos, Trump retomó inmediatamente la campaña electoral. De hecho, renunció a participar en el segundo encuentro televisado con Biden porque la comisión que los organiza había propuesto un encuentro telemático en lugar de un cara a cara.

El director del ‘think tank’ CIDOB, Pol Morillas, ha explicado que el contagio puede leerse desde varios planos y que, en el ámbito personal, Trump ha actuado “como nos tiene acostumbrados”, intentando “darle la vuelta narrativa” a una enfermedad que podría percibirse como una señal de debilidad para un candidato de 74 años.

El mandatario, ha asegurado Morillas, ha aspirado a plasmar en su propia figura, la del “hiperlíder”, la “capacidad de sobreponerse” que quiere extender al conjunto de la sociedad estadounidense, como ya hiciesen previamente otros dirigentes internacionales como el brasileño Jair Bolsonaro.

Así, el mensaje pasa por que “se puede vivir con el coronavirus sin paralizar la economía”, a pesar de que en el caso de Trump lo ha hecho con una asistencia médica “incomparable” y amplios recursos públicos que “falsean cualquier premisa que él mismo pone por delante”, según el director del CIDOB.

El análisis de sondeos elaborado por FiveThirtyEight no percibe grandes cambios a partir del día del contagio, pero sí una ligera tendencia al alza en la proporción de ciudadanos preocupados “mucho” o “algo” por la pandemia, que ha pasado del 65.5 al 66.3 por ciento.

 A principios de septiembre, solo un 37 por ciento de los estadounidenses respaldaba la gestión que el Gobierno federal había hecho de la pandemia, pero entre los republicanos el nivel de apoyo llegaba al 68 por ciento, según un sondeo de Pew Research Center.

Dos de cada tres republicanos creen que se le ha dado más importancia al COVID-19 de la que realmente tiene, frente al 15 por ciento de demócratas que opina de esta manera. También se detecta una mayor tendencia entre los seguidores del Partido Republicano a no saber dirimir qué informaciones son reales y cuáles no.

Este sesgo se percibe igualmente a la hora de elegir quién de los dos candidatos estaría más capacitado para gestionar la pandemia. Un 57 por ciento de las personas entrevistadas en un sondeo más reciente de Pew Research Center se inclina por Biden, frente al 40 por ciento que ve mejor a Trump en este ámbito.

El director del CIDOB ha puesto el foco también en las tendencias que ya se detectan en ciertos sondeos y que parecen empezar a castigar al líder republicano no solo por su gestión del coronavirus, “sino por los efectos económicos” que está acarreando la pandemia.

“El electorado empieza a dudar de una de las bazas sociales y de gestión política que tenía esta Presidencia”, que había hecho de la mejora económica y la reducción del paro su principal aval para reivindicar cuatro años más en la Casa Blanca.

Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / elPeriódico
Aifán: “Quedarme en Guatemala representaba una amenaza para mi vida”
noticia Gonzalo Marroquín Godoy/ENFOQUE
Proceso electoral bajo el manto de la “vieja política”
noticia Mario A. García Lara
Un seguro público de desempleo


Más en esta sección

India, un mercado por explorar

otras-noticias

Óscar Chinchilla asume Secretaría General de Creo

otras-noticias

Publican convocatoria para aspirantes a Contralor General de Cuentas

otras-noticias

Publicidad