[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Residentes de Luisiana comienzan a evaluar daños provocados por Delta


Delta fue la décima tormenta del año que toca tierra en Estados Unidos, lo que, según meteorólogos, fue un récord.

foto-articulo-Mundo

Los residentes de Luisiana se despertaron el sábado con un cielo soleado mientras comenzaban a evaluar los daños causados por el paso del huracán Delta, ya degradado a tormenta tropical, el segundo ciclón que toca tierra en este estado del sureste de Estados Unidos en dos meses.

Hasta ahora, las autoridades no han informado que haya víctimas por Delta, una tormenta que se va debilitando cada vez más a medida que avanza hacia el noreste en dirección a Misisipi.

Si bien Delta dejó a cientos de miles de personas sin electricidad tanto en Luisiana como en el vecino Texas, el daño fue moderado.

En Lake Charles, una ciudad de 75.000 habitantes que aún se recupera del paso del huracán Laura el 20 de agosto, cayeron 40 centímetros de lluvia, inundando muchas casas y dejando anegadas algunas áreas.

“Estamos recogiendo los pedazos, pero tenemos un gran trabajo por delante”, dijo el alcalde de la ciudad, Nic Hunter, el sábado a la cadena CNN.

Hunter afirmó que el paso de Delta, menos de dos meses después que Laura, fue “un doble golpe”.

Las lonas de plástico azul puestas sobre los tejados dañados por Laura fueron arrancadas durante la noche por el viento de Delta.

Delta tocó tierra como huracán de categoría dos, en una escala de cinco, con vientos de hasta 160 km/h.

Pero el sábado se fue debilitando y avanzaba con vientos de 65 km/h, según en el Centro Nacional de Huracanes.

Las marejadas ciclónicas de 2,5 metros o más golpearon las costas de Luisiana en algunas áreas.

Delta fue la décima tormenta del año que toca tierra en Estados Unidos, lo que, según meteorólogos, fue un récord.

Casi 600.000 personas se quedaron sin electricidad el sábado en Luisiana y 100.000 en Texas, según el sitio web especializado PowerOutage.

Decenas de electricistas que habían venido de estados cercanos para ayudar a restaurar el suministro después del paso de Laura todavía están en Luisiana.

Laura, un huracán de categoría 4 cuando golpeó Luisiana, arrancó techos de casas y árboles, dejando escombros esparcidos por el estado.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción
La inflación en EE. UU. cede finalmente en octubre
noticia afp
Tiger Woods no estará en el US Open
noticia Mynor Carrera Mejía*
¿Es Universidad de San Carlos o Universidad de San Carlos de Borromeo? A 346 años de su creación


Más en esta sección

Populismo el enemigo de América Latina

otras-noticias

Presentan obra literaria de Gonzalo Asturias Montenegro

otras-noticias

La bendita Santa Muerte

otras-noticias

Publicidad