[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Jefe del Pentágono se opone a despliegue de militares en EE. UU.


Por su parte James Mattis, ex Secretario de Defensa de la administración de Trump, criticó al Presidente y lo acusó de intentar dividir a los estadounidenses.

foto-articulo-Mundo

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo ayer que se opone al uso de una ley que permite movilizar a los militares para frenar la ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que sacude al país.

“No apoyo que se use la Ley de Insurrección”, indicó Esper en una rueda de prensa, dos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, indicó que podría desplegar a los militares para sofocar las movilizaciones.

El jefe del Pentágono indicó que el uso de fuerzas militares en activo “solo deberían ser usadas como un último recurso y solo en las situaciones más urgentes y graves”.

“Siempre he creído y sigo creyendo que la Guardia Nacional es más adecuada para prestar apoyo interno a las autoridades civiles en estas situaciones”, dijo el secretario de Defensa, en referencia al contingente de reservistas.

Casi diez días después de la muerte de George Floyd, un ciudadano negro que fue asfixiado por un policía blanco en Minneapolis, las movilizaciones seguían en las grandes ciudades como Washington, Nueva York, Houston y Los Ángeles, entre otras, pese al toque de queda decretado después de los disturbios del fin de semana.

Estas movilizaciones alcanzaron una dimensión no vista desde la década de 1960 durante las protestas por los derechos civiles.

Trata de dividir a EE. UU.

Jim Mattis, el ex secretario de Defensa de Donald Trump que renunció por su desacuerdo con la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, acusó al presidente de tratar de “dividir” al país.

En un comunicado publicado en ‘The Atlantic’, Mattis dice que Trump es “el primer presidente en mi vida que no ha intentado unir al pueblo estadounidense –ni siquiera pretende intentarlo. En su lugar intenta dividirnos. Estamos siendo testigos de las consecuencias de tres años de este esfuerzo deliberado. Estamos viendo las consecuencias de tres años sin un liderato maduro”.

“He visto desarrollarse los eventos de esta semana, de ira y consternación”, continúa en su acusación, en la que apoya a los manifestantes que están pidiendo “correctamente” igualdad de derechos.

“No debemos dejarnos distraer por un puñado de rufianes. Las manifestaciones son decenas de miles de personas con principios que insisten en que vivamos de acuerdo con nuestros valores”, dijo Mattis.

“Debemos rechazar y hacer responsables a los que están en el poder que se quieran burlar de nuestra Constitución”, añade.

Mattis aludió al nazismo durante su comunicado al decir que a los soldados estadounidenses que iban a desembarcar en Normandía se les recordaba que “el eslogan Nazi para destruirnos era ‘Divide y Vencerás’. Nuestra respuesta es ‘En la unión está la fuerza’. Debemos invocar esa unidad para superar esta crisis, con la confianza de que somos mejores que nuestros políticos”.

Endurecen cargos contra policía acusado por muerte de George Floyd 

El fiscal que investiga la muerte de George Floyd endureció los cargos contra el policía que lo asfixió y decidió procesar también a los otros tres agentes presentes durante el incidente, tras el cual se desató una ola de protestas que seguía remeciendo ayer a Estados Unidos.

A cinco meses de las elecciones, las imágenes del policía blanco Derek Chauvin presionando durante nueve minutos su rodilla contra el cuello de Floyd, un estadounidense negro, atizaron el debate sobre el racismo y la brutalidad policial.

La indignación por el hecho ocurrido el 25 de mayo en Minneapolis llevó a una movilización no vista en décadas en Estados Unidos, con multitudinarias concentraciones pacíficas en grandes ciudades como Washington, Nueva York, Houston y Los Ángeles.

Sin embargo, al margen de las protestas se registraron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y saqueos que llevaron a las autoridades a imponer toques de queda en varios centros urbanos.

Según los documentos judiciales, el agente Derek Chauvin, que la semana pasada fue acusado de homicidio involuntario, será procesado además por homicidio sin premeditación, un cargo que se sumó a los existentes y que conlleva penas más severas.

Además el fiscal imputará a los otros tres policías que estaban en el lugar acusándolos de asistir a Chauvin, y se les imputarán cargos por ayudar e instigar a un homicidio sin premeditación.

La familia de Floyd, que había pedido penas más duras y que se responsabilizara a todos los policías presentes en el momento de su muerte, celebró la decisión en un comunicado difundido por su abogado, Ben Crump: “Este es un paso importante hacia la justicia”.

“Todos observamos con horror y consternación lo que está sucediendo en los Estados Unidos”, Justin Trudeau, primer ministro canadiense durante una conferencia de prensa sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tomás Lobo > Sputnik
Biden y Centroamérica: nuevo enfoque, pocos cambios
noticia
Giammattei participa en cumbre conservadora 
noticia EFE
¿Qué tiene que contar La Mostra de la obra póstuma de Kim Ki-duk?


Más en esta sección

Se cumplen cuatro meses de la captura de Jose Rubén Zamora

otras-noticias

Veteranos militares anuncian nuevos bloqueos para esta semana

otras-noticias

Insivumeh prevé ingreso de frente frío que provocará lluvias

otras-noticias

Publicidad