Sábado 4 DE Julio DE 2020
Mundo

Panamá busca llevar a Costa Rica migrantes irregulares varados por la COVID-19

Según Sucre, las autoridades panameñas buscan acercar de la “manera más fluida, libre y segura” a los migrantes en su paso hacia Costa Rica y Nicaragua.

Fecha de publicación: 30-05-20
Migrantes esperan para abordar un autobús que se dirige a la frontera con Costa Rica en la Estación Temporal de Asistencia Humanitaria (ETAH) en la aldea de La Penita, provincia de Darién, Panamá el 23 de mayo de 2019.
Por: AFP

Panamá pretende acercar a la frontera con Costa Rica a unos 1.900 migrantes irregulares que quedaron varados en el país por la covid-19 tras cruzar la inhóspita selva del Darién, anunció este sábado el gobierno panameño tras una resolución de la Corte Interamericana.

“Estamos tratando de resolver su situación de salud, seguridad y su permanencia en el lugar y cómo ayudarlos a cruzar nuestras fronteras, garantizando la salud de la población”, señaló el viceministro panameño de Salud, Luis Francisco Sucre, en un comunicado.

Según Sucre, las autoridades panameñas buscan acercar de la “manera más fluida, libre y segura” a los migrantes en su paso hacia Costa Rica y Nicaragua.

Tras cruzar la frontera desde Colombia por la peligrosa selva del Darién, los migrantes permanecen estancados sin poder seguir su ruta por Centroamérica hacia Estados Unidos.

El pasado 27 de mayo, una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, emitida por su presidenta, la costarricense Elizabeth Odio, dio la voz de alarma.

La Corte, con sede en San José, pidió al gobierno panameño asegurar “el acceso a servicios de salud esenciales sin discriminación a todas las personas que se encuentran en las Estaciones de Recepción Migratoria La Peñita y Laja Blanca, incluyendo detección temprana y tratamiento de covid-19”.

Migrantes haitianos cruzan el río Chucunaque en barco a la Estación Temporal de Asistencia Humanitaria (ETAH) en la aldea de La Penita, provincia de Darién. Luis ACOSTA / AFP)

Las dos estaciones migratorias, ubicadas en la provincia de Darién, han despertado preocupación por el contagio del nuevo coronavirus entre los migrantes llegados desde Cuba, Haití, Bangladés, Nepal, Congo, Camerún e India.

En La Peñita, al menos 17 personas fueron contagiadas por el nuevo coronavirus, según varias fuentes.

El tribunal especial requirió a Panamá presentar, a más tardar el 10 de junio próximo, un informe sobre el cumplimiento de las disposiciones.

Antes de la pandemia, un centenar de migrantes eran enviados cada día, con el permiso de San José, desde La Peñita hasta la frontera con Costa Rica, para que siguieran su travesía.

Pero ahora los pasos fronterizos están cerrados y los extranjeros han quedado varados y hacinados. Debido a la situación, Panamá anunció la construcción de un nuevo centro en Darién para atender a esas personas.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en los albergues hay unos 2.000 migrantes, cuando su capacidad total es para menos de 500.

De acuerdo a estimaciones oficiales, unas 24.000 personas cruzaron la selva del Darién en 2019. Este año más de 4.000, una cuarta parte niños, hicieron el mismo camino pese al peligro.

 

Etiquetas: