Sábado 4 DE Julio DE 2020
Mundo

Venezuela juzgará a estadounidenses detenidos tras fallida incursión

EE. UU. afirma que usará todas las herramientas disponibles para llevarlos de regreso al país. Se les señala de intentar derrocar al mandatario Nicolás Maduro.

Fecha de publicación: 07-05-20
Imagen de los documentos de identifi cación de los estadounidenses detenidos, mostrados por Maduro ayer, en Caracas.
Por: AFP/SPUTNIK/UNIVISION

La justicia venezolana juzgará a los dos estadounidenses detenidos presuntamente tras una fallida incursión por mar al país, dijo este miércoles el presidente Nicolás Maduro, mientras que Washington advirtió que usará todas las opciones para repatriarlos.

Luke Alexander Denman, de 34 años, y Airan Berry, de 41, “están convictos, confesos, capturados ‘in fraganti’ y ya están siendo juzgados por la Fiscalía General de la República y los tribunales civiles de Venezuela”, comentó Maduro a periodistas durante una videoconferencia.

“El proceso será con plenas garantías y será justo”, agregó el mandatario, remarcando que los estadounidenses, detenidos el lunes en el pueblo costero de Chuao, estado Aragua (norte), un día después de la fallida incursión, “están siendo bien tratados, con respeto”. Se ha arrestado a una veintena de “mercenarios”, varios de ellos militares venezolanos disidentes, tras una “invasión” por mar frustrada el 3 y 4 de mayo en las poblaciones costeras de Macuto y Chuao, en el norte de Venezuela.

De acuerdo a las declaraciones de Denman, entre los objetivos estaba tomar un aeropuerto en Venezuela y garantizar la llegada de aviones de combate y uno de esos debía llevar al presidente Maduro a EE. UU.

En cuanto a la posible detención del opositor venezolano Juan Guaidó por su presunta implicación en ese hecho, el jefe de Estado dijo que depende de los organismos judiciales de su país.

Exmilitares entrenados

Nicolás Maduro reiteró sus denuncias contra el presidente estadounidense, Donald Trump, al vincularlo con Jordan Goudreau, exmilitar dueño de la empresa de seguridad Silvercorp, acusado por Caracas de entrenar a “mercenarios” en territorio colombiano. Venezuela pedirá la extradición de Goudreau.

Con el rango de sargento, Goudreau sirvió el Ejército estadounidense entre 2001 y 2016, siendo desplegado en Irak y Afganistán en parte de su carrera militar, según datos proporcionados en el Pentágono. Los dos ciudadanos estadounidenses arrestados estuvieron asignados en Irak en diferentes períodos.

El domingo, Goudreau, un “Boina Verde” retirado de las Fuerzas Especiales, publicó un video en redes sociales para anunciar que la “Operación Gedeón” se había lanzado con éxito una operación anfibia desde la frontera de Colombia como parte de un complot para capturar a Maduro y “liberar” a Venezuela.

Goudreau dijo en una entrevista con la periodista venezolana exiliada, Patricia Poleo, que firmó un contrato militar con Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela. Afirmó haber recibido el apoyo inicial de Guaidó. Le dio a Poleo un contrato firmado por Guaidó y dos asesores políticos en Miami en octubre por US$213 millones. Pero Goudreau admitió que el acuerdo nunca se concretó.

“Dado su enfoque en capturar a Maduro, parece bastante posible que Goudreau estuviera motivado en parte por la recompensa de US$15 millones en Maduro, así como por las recompensas de otros altos funcionarios del gobierno venezolano”. Alex Main, director del International Policy at the Center for Economic and Policy Research.

Detalles
La agencia de noticias AP informó que Goudreau, quien supuestamente se reunió con el líder opositor Guaidó a través de uno de los guardaespaldas de Trump, había dirigido una serie de campos de entrenamiento a exsoldados venezolanos en Colombia. Hasta ahora, no hay evidencia que vincule a Bogotá o Washington con estos campos o la Operación Gedeón.

Repatriación


“Si el régimen de Maduro decide retenerlos, utilizaremos todas las herramientas que tengamos disponibles para tratar de traerlos de regreso”, dijo a periodistas el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo sobre los deteni- dos. En marzo, EE. UU. acusó a Maduro y a otros funcionarios de tráfico de drogas, y ofreció una recompensa de US$15 millones por su captura.