Lunes 25 DE Mayo DE 2020
Mundo

Libia registra primer muerto por coronavirus y la ONU advierte del colapso de sistema de salud

Fecha de publicación: 03-04-20
Por: AFP

Libia registró un primer muerto por el nuevo coronavirus, lo que puede empeorar la situación de este país en guerra, según Naciones Unidas, que teme que su ya debilitado sistema de salud colapse.

La víctima es una mujer de 85 años cuya infección fue diagnosticada después de su muerte, anunció el Centro Nacional de Lucha contra las Enfermedades, que no ofreció más detalles.

El país ha registrado oficialmente diez casos de COVID-19, según el Gobierno de Unión Nacional (GNA) que es reconocido por la ONU y que solo controla el oeste del país, incluida la capital Trípoli.

En cambio, en el este y el sur del país, controlados en gran parte por las fuerzas del general Jalifa Haftar, rival del GNA, no se ha informado de ningún caso.

Libia, donde las milicias armadas se enfrentan por el poder, vive en el caos tras la caída del régimen de Muamar Gadafi, en 2011.

El 4 abril de 2019, el mariscal Haftar lanzó una ofensiva para conquistar Trípoli, sede del gobierno central.

En Ginebra, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertó contra el deterioro de la situación humanitaria y sanitaria en el país con la intensificación de los combates en los últimos días en el sur de la capital, que se suma a la propagación de COVID-19.

“El actual conflicto ha afectado gravemente al sistema y a los servicios de salud que cuentan con recursos financieros limitados y tienen que hacer frente a la falta de equipos básicos y medicamentos”, advirtió Babar Baloch, portavoz del ACNUR.

Muchos hospitales situados cerca de las zonas de combate han sido dañados o han cerrado.

El ACNUR también instó a la liberación de los solicitantes de asilo y refugiados, “particularmente vulnerables y expuestos (al contagio), dado el hacinamiento, las instalaciones sanitarias improvisadas y los servicios de salud limitados”.

Centenares de solicitantes de asilo y refugiados, candidatos a la inmigración clandestina a Europa, están detenidos por las autoridades libias.