Domingo 5 DE Abril DE 2020
Mundo

Primer caso de coronavirus en un centro de detención de migrantes en EE. UU

Las autoridades pusieron en cuarentena a un ciudadano mexicano que dio positivo a COVID-19 y suspendieron las admisiones en ese centro ubicado en Hackensack, en el estado de Nueva Jersey.

Fecha de publicación: 25-03-20
Manifestantes fuera de una oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos el 13 de marzo de 2020 en Miramar, Florida, sostiene un letrero que dice: "¡Precaución! Riesgo de coronavirus en la jaula de hielo Miramar". Foto: Joe Raedle / Getty Images / AFP.
Por: AFP

Estados Unidos detectó el primer caso de coronavirus en uno de sus centros de detención de extranjeros, declaró este martes la policía migratoria, en un momento en que se multiplican los llamamientos a liberar a los inmigrantes retenidos en esos recintos.

El enfermo es un mexicano de 31 años detenido en Hackensack, en el estado de Nueva Jersey, en el noreste del país. Las autoridades lo pusieron en cuarentena y suspendieron las admisiones en ese centro, según un comunicado de la policía migratoria (ICE).

Un agente de la ICE que trabaja en ese centro dio positivo a un test de coronavirus la semana pasada, precisó la organización de defensa de derechos cívicos ACLU.

“Esto es lo que los expertos en salud pública habían predicho: los detenidos son presas fáciles para el virus. Los mismos expertos también predijeron que, tan pronto como apareciera la enfermedad en un centro, iba a propagarse rápidamente”, comentó Andrea Flores, una de las responsables de la organización.

“LaICE debe tomar enseguida medidas radicales para reducir el número de personas internadas si no quiere ser responsable de una crisis humanitaria”, añadió en un comunicado.

Unos 37 mil inmigrantes están actualmente bajo custodia de la policía migratoria. La ACLU y otras oenegés solicitaron a la justicia la liberación de los internados, al menos de los más vulnerables.

Pero la lucha contra la inmigración ilegal es una prioridad del presidente Donald Trump, y los llamamientos de las asociaciones no surtieron efecto hasta el momento.

El temor al coronavirus también llevó a médicos, congresistas y militantes a pedir la liberación de los estadounidenses que cumplen penas de cárcel por delitos no violentos o que estén cerca de terminar su condena.

Las autoridades judiciales de Nueva Jersey ordenaron, por ejemplo, la puesta en libertad provisional del millar de detenidos de las cárceles de sus condados, muchos condenados por delitos menores.

Estados Unidos supera todos los récords de encarcelamiento del mundo con 2,2 millones de personas en prisión.

Etiquetas: