Viernes 25 DE Septiembre DE 2020
Mundo

Trump dice que “todo bien” tras ataques de Irán a dos bases en Irak

Según los medios, los ataques iraníes comenzaron a las 1.20 locales, la misma hora del asesinato del general Qasem Soleimani el pasado viernes.

Fecha de publicación: 07-01-20
Imagen de video del ataque con misiles a la base Ain al Asad, en Irak. FOTO: AFP
Por: AFP/SPUTNIK/EUROPA PRESS

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que las primeras evaluaciones de daños indican que está “todo bien” luego de los ataques iraníes a dos bases que albergan a soldados estadounidenses en Irak, y anunció que hará una declaración la mañana del miércoles.

“La evaluación de daños y víctimas está en marcha. ¡Hasta ahora, todo bien!”, dijo Trump en un tuit. “¡Tenemos el ejército más poderoso y mejor equipado del mundo, por lejos!”, agregó. “Haré una declaración mañana por la mañana”.

Su mensaje se produce después de que Irán disparó misiles contra las bases de Ain al Asad y Erbil en Irak, utilizadas por el ejército de Estados Unidos, en represalia por el ataque estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimani en Bagdad la semana pasada.

De momento no se informa de víctimas estadounidenses tras los ataques.

El Pentágono, por su parte, también confirmó los ataques, según un comunicado del portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Jonathan Hoffman, que aseguró que “está claro que los misiles han sido lanzados desde Irán”.

En este sentido, indicó que el Departamento de Defensa “ha tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar” a su personal y que las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak han estado en “alerta máxima” en referencia a las afirmaciones de Teherán de atacar a Washington en respuesta a la muerte de Soleimani.

Asimismo, precisó que, según se evalúe la situación, se tomarán “todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal de Estados Unidos”.

Prohiben vuelos 

Por otra parte, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) dijo el martes que estaba prohibiendo a las aerolíneas registradas en Estados Unidos sobrevolar Irak, Irán y el Golfo luego de los ataques en Irak.

“La (FAA) emite avisos a los aviadores esta noche explicando las restricciones de vuelo que prohíben a los operadores de aviación civil estadounidenses operar en el espacio aéreo sobre Irak, Irán y las aguas del Golfo Pérsico y el Golfo de Omán”, dijo en un comunicado.

Canciller iraní se pronuncia

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, aseguró el miércoles que su país había “adoptado y concluido” medidas de represalias “proporcionadas” ante el asesinato del general Qasem Soleimani por un dron estadounidense el pasado viernes en Bagdad.

En la red Twitter, Zarif apuntó también que las medidas estaban en línea con “la Carta de la ONU al atacar una base desde donde son lanzados ataques contra nuestros ciudadanos y oficiales de alto rango. No buscamos una escalada o la guerra, pero nos defenderemos de cualquier agresión”.

Guardia Revolucionaria lanza advertencia 

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán declaró que todo país que proporcione su territorio para que se realicen ataques contra el Estado persa se convertirá en un blanco para las Fuerzas Armadas iraníes.

“Todo país que se ofrezca para facilitar un ataque o una agresión contra irán será un blanco para las Fuerzas Armadas iraníes”, afirmó el CGRI en una declaración publicada por la agencia FARS.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI), que asumió la autoría de los ataques, advirtió que se trata de una respuesta al asesinato del general Qasem Soleimaní y amenazó con más represalias en el marco de lo que bautizó como la ‘Operación mártir Soleimaní’.

Según los medios, los ataques iraníes comenzaron a las 1.20 locales, la misma hora del asesinato de Soleimaní el pasado viernes.

El Pentágono declaró que la operación se llevó a cabo “para proteger al personal de EEUU en el extranjero” y tenía como objetivo impedir “futuros planes de ataque” por parte de Irán.

Washington considera que Soleimaní está implicado en los ataques contra las bases de la coalición en Irak y contra la embajada estadounidense en Bagdad.

Tras el ataque estadounidense, el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, prometió represalias contra EEUU.