Martes 12 DE Noviembre DE 2019
Mundo

La muerte de Óscar Romero sigue impune

El júbilo que desató su canonización no aplacó el clamor por esclarecer un magnicidio que conmovió a la comunidad internacional.

Fecha de publicación: 16-10-19
Su tumba, en una cripta en la Catedral de San Salvador, es epicentro para peregrinos y turistas que a diario la visitan para rezar y dejar ofrendas de flores.
Por: AFP

El Salvador conmemoró el lunes un año de la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero, mientras la Iglesia católica sigue clamando por justicia frente a la impunidad de su asesinato, ordenado por la ultraderecha el 24 de marzo de 1980.
Romero fue canonizado por el papa Francisco el 14 de octubre de 2018 como un férreo defensor de los derechos humanos, aunque el júbilo que desató en su país este reconocimiento no aplacó el clamor por esclarecer un magnicidio que conmovió a la comunidad internacional.

“La justicia sigue pendiente, y ya los obispos hemos dicho que queremos que el caso se reabra plenamente, la ley de amnistía ya está derogada”, declaró el cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez.

La Corte Suprema de Justicia declaró en julio de 2016 inconstitucional la ley de amnistía que encubrió las atrocidades cometidas durante la guerra civil (1980-1992).

Romero era un arzobispo conservador y cercano al poder antes de transformarse, movido por el asesinato de su amigo el sacerdote jesuita Rutilio Grande junto a dos campesinos en marzo de 1977, en el más encendido defensor de los marginados, con una contundente oratoria que denunció la injusticia social y desconcertó a la ultraderecha de El Salvador.

Tres años después Romero, considerado “la voz de los sin voz”, fue asesinado de un balazo en el pecho disparado por un francotirador cuando oficiaba una misa. Su muerte encendió una guerra civil que en 12 años dejó 75 mil muertos.
El teólogo salvadoreño Juan Vicente Chopin cuestionó que en El Salvador existe un vacío sobre el legado de Romero, por cuanto aunque una “buena parte” del clero lo admira, en la práctica pastoral “no están aplicando su pensamiento”.