Sábado 19 DE Septiembre DE 2020
Mundo

Nueva York penaliza llamar “extranjero ilegal” a inmigrantes

La Comisión de Derechos Humanos de esta ciudad presentó una nueva guía para reforzar la Ley contra la discriminación basada en el estatus migratorio y origen nacional.

Fecha de publicación: 28-09-19
Desde 1989 la Ciudad de Nueva York ha prohibido la discriminación basada en el estatus migratorio u origen nacional de una persona en la Gran Manzana (AFP)
Por: REDACCIÓN elPeriódico

En Nueva York, Estados Unidos, se busca multar a quienes se refieran de forma despectiva hacia los migrantes indocumentados.

Según una publicación de El Diario de dicha ciudad, se reforzará una nueva guía e implementará una multa de hasta US$250 mil, para quien llame a otro “extranjero ilegal” o le diga expresiones como “regrese a su país”.


Desde 1989 la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York ha prohibido la discriminación basada en el estatus migratorio u origen nacional de una persona en la Gran Manzana, cuando busca o ya esté en un empleo, vivienda, escuela o un refugio, indicó el medio.

Las nuevas prohibiciones están en una guía de reglas que especifican cuáles amenazas violan la ley, la cual fue publicada por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York, informó El Diario.

Con estas nuevas prohibiciones se busca evitar que propietarios y empleadores amenacen a inmigrantes con llamar a ‘La Migra’, pero además busca evitar la discriminar contra una persona por su bajo dominio del inglés.

Carmelyn Malalis, presidenta de dicha comisión, considera que se trata de la ley más protectora de los inmigrantes en todo el país. “Ante una retórica nacional cada vez más hostil contra los inmigrantes, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que nuestras comunidades puedan vivir con dignidad y respeto, sin hostigamiento ni prejuicios. Dejamos en claro que aquí no hay lugar para la discriminación”, indicó Malalis.

Algunas protecciones
Entre las violaciones específicas del estatus migratorio y las protecciones están acosar a un cliente de un restaurante por su acento, rechazar reparaciones en una unidad habitacional ocupada por una familia inmigrante y amenazar con llamar a ICE si presionan por sus derechos.

También pagar un salario más bajo o retener salarios a los trabajadores debido a su estado migratorio, acosar a un cliente de la tienda para que deje de hablar su idioma y exigirle que hable inglés. Además del empleo y la vivienda, se extienden a todos los usuarios de alojamientos públicos, así como negocios como restaurantes, gimnasios, tiendas y clubes nocturnos.

Para quienes creen ser víctima de discriminación en virtud de dicha ley pueden llamar al número 718-722-3131 de la Comisión o marque 311. Los informes también pueden presentarse de forma anónima en el sitio web