Jueves 19 DE Septiembre DE 2019
Mundo

El secretario general de la ONU pide protección para el Amazonas

Bolsonaro, que niega el cambio climático y preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas de la selva a actividades agropecuarias y a la minería, volvió a cargar contra la “psicosis ambiental” que obstruiría el desarrollo del país.

Fecha de publicación: 22-08-19
Imagen satelital tomada el 22 de agosto de 2019 muestra el humo de los incendios en varios estados dentro de Brasil, incluidos Amazonas, Mato Grosso y Rondônia. HO / NOAA / NASA / AFP
Por: DPA/ AFP

El secretario general de la ONU, António Guterres, se mostró “profundamente preocupado” por los incendios que afectan estos días a la zona del Amazonas y recordó que este área selvática es “una gran fuente de oxígeno y biodiversidad” para todo el mundo.

Bolivia, Paraguay y –principalmente– Brasil han alertado de un aumento de los incendios forestales en la Amazonía, una zona que, según Guterres, “debe ser protegida”, especialmente “en mitad de una crisis climática global” como la actual, según un mensaje publicado en Twitter.

Según datos del Instituto de Investigación Espacial de Brasil (INPE), en lo que va de año los incendios han aumentado en este país un 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, con el Amazonas como principal foco de preocupación.

Perú decretó alerta este jueves en la selva fronteriza con Brasil y Bolivia, ante la probabilidad de que se propague un incendio, informó el gobierno. “En estado de alerta, más de 200 guardaparques bomberos forestales (…) monitorean minuto a minuto el estado de emergencia del incendio en los bosques de la Amazonía de Brasil y Bolivia, para prevención”, dijo en Twitter el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp).

La Defensa Civil enfatizó que las llamas del incendio forestal en Brasil no se han extendido a territorio peruano hasta ahora. La alerta coincide con el anuncio de que el humo de los incendios en Brasil ingresó a la región amazónica peruana de Madre de Dios, vecina al estado brasileño de Acre.

“El humo no tiene fronteras, la salud puede afectarse”, advirtió desde Madre de Dios la ambientalista Mercedes Perales, en declaraciones a la radio RPP.

“Nosotros estamos proporcionando información a nivel local, regional y nacional sobre el particulado (cenizas) en la atmósfera”, indicó Mario Usca Mandujano, jefe del Comité de Emergencia Regional en la zona.

Los fronterizos distritos peruanos de Iñapari e Iberia, en la provincia de Tahuamanu, y la ciudad de Tambopata, están también entre los afectados por el humo, según el funcionario.

Niega ser un “Capitán Nerón”

El presidente Jair Bolsonaro negó este jueves que sus políticas sean causantes de los incendios que se propagan por Brasil y acusó a la prensa de perjudicar los intereses del país al presentarlo como un “capitán Nerón” de la Amazonía.

“No defiendo las quemadas, porque siempre hubo y habrá quemadas. Desgraciadamente eso ocurre en la Amazonía”, dijo Bolsonaro a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

“Pero acusarme de ser un capitán Nerón prendiendo fuego allí es una irresponsabilidad, es hacer campaña contra Brasil”, agregó el mandatario de ultraderecha, un excapitán del ejército, en referencia al emperador Nerón, a quien algunas tradiciones imputan un gran incendio de Roma en el siglo I.

“Imagínense si el mundo empieza a imponer barreras comerciales: se caerá nuestro agronegocio, retrocederemos, la economía empeorará; la vida de ustedes, de los editores de diarios, de los dueños de televisiones, se complicará como la vida de todos los brasileños, de todos sin excepción. Ustedes están cometiendo un suicidio. La prensa está cometiendo un suicidio”, agregó.

Bolsonaro, que niega el cambio climático y preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas de la selva a actividades agropecuarias y a la minería, volvió a cargar contra la “psicosis ambiental” que obstruiría el desarrollo del país.

“Esa psicosis ambiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medio ambiente. Yo quiero salvar a Brasil”, declaró, y defendió el cambio de orientaciones respecto a las últimas décadas: “Si era para hacer lo mismo hasta ahora, el pueblo tendría que haber votado por otras personas. El pueblo está con nosotros. Mi base es el pueblo”, proclamó.

Bolsonaro levantó la víspera sospechas de que oenegés (Organizaciones No Gubernamentales) que reciben ayuda extranjera podrían haber provocado incendios de manera voluntaria. Este jueves se indignó por publicaciones que habrían dicho que se trataba de acusaciones formales. “Nunca acusé a las oenegés”, afirmó, antes de aclarar: “Dije que sospechaba de oenegés”.

Entre enero y el 21 de agosto se han registrado 75.336 focos de incendio en Brasil, un 84% más que en el mismo periodo de 2018, según datos del Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). Ese número muestra un aumento de 2.493 focos respecto al lunes.

De acuerdo con especialistas, esos focos se intensificaron en un marco de avance rápido de la deforestación en la región amazónica, que en julio se cuadruplicó respecto al mismo mes de 2018, según datos del INPE.

Estas polémicas se producen mientras en Salvador (noreste) se realiza un evento preparatorio de la cumbre de la ONU sobre el cambio climático del 23 de septiembre en Nueva York y de la conferencia del clima COP25 que se celebrará en Santiago de Chile en diciembre.

https://platform.twitter.com/widgets.js

 

Etiquetas: