Domingo 8 DE Diciembre DE 2019
Mundo

Trump defiende las redadas

Han sido días de ansiedad para la comunidad latina. El fin de semana, murieron 22 personas en El Paso, Texas. En junio, Trump dijo que iba a deportar a “millones de extranjeros ilegales”.

 

Fecha de publicación: 10-08-19
Agentes de ICE durante las redadas. Las plantas de procesamiento de alimentos se encontraron con su personal reducido. Una de ellas Koch Foods publicó en Facebook que sostendrá una feria de trabajo.
Por: AFP

El presidente Donald Trump defendió ayer las redadas masivas que produjeron el arresto de 680 personas sin documentos en siete plantas procesadoras de alimentos en Mississippi, al afirmar que estas medidas funcionan como un disuasivo contra la inmigración ilegal.

“Quiero que la gente sepa que, si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir”, dijo Trump. “Y esto sirve como un buen disuasivo”.

El operativo del miércoles en seis ciudades de Mississippi desataron duras críticas luego de que la prensa local divulgara imágenes de los niños que quedaron solos al salir de la escuela, llorando y sin tener adónde ir ni qué comer.

El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, quien dirigió las mayores redadas ejecutadas en un solo estado en la historia del país, también se defendió asegurando que los agentes se habían preocupado de que los niños fueran reunidos con sus padres.

La fiscalía había informado que 300 de los detenidos fueron liberados, con tobilleras electrónicas y órdenes de acudir a un tribunal de migración para que un juez decida si procede la deportación. También aseguró que 30 de ellos habían sido liberados por razones humanitarias, para que sus hijos no se quedaran solos.

El alcalde de Jackson, Chockwe Lumumba, comentó ayer que las redadas muestran la “ausencia de humanidad” y la “intención perversa” del presidente, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal uno de los pilares de su administración.

PRESUNTO ATAQUE

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) denunció que un barco de la patrulla fronteriza de Estados Unidos fue atacado ayer por disparos provenientes del lado mexicano, sin que ningún agente resultara herido.

La unidad estaba patrullando el Río Grande (Bravo) cerca de la localidad de Fronton, en Texas, cuando recibió los disparos. “Los agentes vieron a cuatro sujetos con armas automáticas”, dijo. La patrulla no reportó si los agentes respondieron a los disparos.

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores de México lamentó la “agresión armada”. Agregó que trabaja junto con las autoridades estadounidenses para investigar el incidente.

“Cuando la gente vea lo que vio (el miércoles), sabrán que no se van a quedar aquí”.

Donald Trump, presidente de EE. UU., en referencia a las redadas masivas.