Martes 15 DE Octubre DE 2019
Mundo

México: Asesinan a dos israelíes que estarían ligados a la mafia

Benjamín Yeshurun Sutchi, una de las víctimas, tejió una red criminal en México.

Fecha de publicación: 25-07-19
La plaza comercial está ubicada en la Ciudad de México. FOTO: AGENCIA REFORMA
Por: AFP/AGENCIA REFORMA/SPUTNIK

Dos israelíes que estarían ligados a bandas criminales internacionales fueron asesinados a balazos en una exclusiva plaza comercial de Ciudad de México, en lo que presuntamente fue un ajuste de cuentas “con la mafia israelí”, informó este jueves la fiscalía local.

La tarde del miércoles se desencadenó una balacera cuando dos hombres, uno de ellos con arma larga, dispararon al aire y contra patrullas de la policía, al exterior de un concurrido restaurante y minutos después, dentro del establecimiento, fueron asesinados los dos israelíes.

Las primeras investigaciones “nos llevan a relacionar los hechos con arreglos entre grupos criminales y o de delincuencia organizada por lo tanto podría tratarse de arreglos con la mafia israelí”, dijo en rueda de prensa Ulises Lara, vocero de la fiscalía de Ciudad de México.

Las autoridades capitalinas, con apoyo de la embajada de Israel, realizaron “la identificación plena de (las víctimas) Azulay Alon y Jony Ben Suchi y de sus antecedentes penales”, dijo en conferencia de prensa el fiscal.”Por lo tanto podría tratarse de arreglos con la mafia israelí”, dijo Lara.

La embajada israelí informó en un comunicado que su personal consular los identificó como Alon Azulay, de 41 años, y Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44, “quienes ya contaban con antecedentes criminales en Israel como en México”.

La embajada ya contactó a familiares para el traslado de los restos. Medios israelíes publicaron que Alon, de 41 años, era originario de la ciudad de Bat Yam, y Sutchi, de 44 años, era de Tel Aviv.

“Los homicidios fueron una acción directa en contra de los hoy occisos”, añadió Lara.

En videos de las cámaras de seguridad del centro comercial, localizado en el sur de la ciudad, se observa cómo dos hombres llegan en un vehículo compacto y empiezan a disparar.

Presas del pánico, comensales del restaurante se tiraron al suelo para protegerse mientras una patrulla de la policía capitalina, que estaba cerca de los agresores, se retira al no poder enfrentarlos.

Esta balacera es interpretada por la prensa local como una maniobra para distraer a la policía mientras dentro del restaurante otros dos agresores, incluida una mujer, se preparaban para minutos después atacar a los dos israelíes que estaban en el sitio.

La mujer que disparó a las víctimas, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades pero que sería mexicana, fue detenida a unos metros del lugar.

En su primer testimonio dijo que atacó al israelí, con el que tendría una relación sentimental, porque le habría sido infiel, pero en la ampliación de sus declaraciones cambió su versión y brindó elementos que relacionan los hechos con el crimen organizado.

“Queda descartado el móvil pasional. La persona detenida refirió ahora una narrativa distinta”, añadió el vocero.

Según medios, la mujer, de cabello oscuro y que al momento de ser detenida tenía el torso cubierto sólo por un sostén, habría buscado escapar cambiando de ropa y quitándose una peluca rubia que habría llevado durante el ataque, prendas que se observaban tiradas en la calle.

Antecedentes criminales

Benjamín Yeshurun Sutchi, uno de los israelíes ejecutados el miércoles en la plaza Artz Pedregal, tejió una red criminal durante su estancia en México entre 2001 y 2005.

El sujeto se relacionó con organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, el secuestro y la operación de casinos, revelan indagatorias de la Fiscalía General de la República (FGR).

Yeshurun Sutchi, buscado por la Interpol en ese periodo, fue detenido en junio de 2005 y deportado a su país, donde era requerido por homicidio, narcotráfico y robo.

También generó antecedentes de delitos contra la salud y portación de armas en Venezuela.

De acuerdo con información revelada a Grupo REFORMA, el ciudadano regresó a México para continuar con la operación de casinos, un giro que administran varias mafias en México.

Los expedientes de la FGR señalan que Benjamín Yeshurun Sutchi se relacionó con integrantes del Cartel de Los Beltrán Leyva, en específico con Edgar Valdés Villarreal, uno de los gatilleros más temibles de esa organización.

Incluso en un cateo, la SEIDO halló una foto del israelí con “La Barbie”

En la ciudad de México, fue vinculado a la distribución de cocaína en antros de moda, incluso Polanco.

Al momento de su detención, el 28 de junio de 2005 en Polanco, traía consigo 43 dosis de cocaína. Incluso, ofreció un soborno de 200 mil dólares a los agentes para que lo dejaran libre, según la averiguación previa 1461/A/ZR1/2005.

De acuerdo con el medio Enlace Judío, Sutchi fue detenido en los noventa, procesado y condenado a 17 años de prisión por estar involucrado en el intento de asesinato de Many Aslan, hijo del delincuente israelí Ezequiel Aslan.

“Sin embargo, gracias a la ayuda de un policía corrupto, logró escapar de prisión en el año 2001 junto con Akrishevsky, detenido esta semana en México, y ambos huyeron de Israel con rumbo hacia América Latina”, indicó.

“En 2004, a través de una ficha roja de Interpol, la Policía de Israel alertó a las autoridades de México sobre la estancia de Sutchi en la capital mexicana y su relación a operaciones ilícitas”.

Para el dispositivo de traslado del israelí al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en 2005, fueron utilizaron cerca de 600 elementos que vigilaron el recorrido de la estación migratoria a la terminal aérea.

Etiquetas: