Jueves 18 DE Julio DE 2019
Mundo

Migrantes guatemaltecos buscan ser prioridad para el próximo gobernante

Connacionales en EE. UU. elegirán hoy al nuevo mandatario de Guatemala. Cuatro centros de votación fueron habilitados en: Los Ángeles, California; Houston, Texas; Silver Spring, Maryland y Nueva York.

Fecha de publicación: 16-06-19
Imagen del debate organizado por la Alianza Guatemaltecos Unidos, el pasado 18 de mayo.
Por: Eligia Hernández Cumes elPeriódico

Los ojos del obispo Juan Carlos Méndez han visto el paso de miles de migrantes por la ciudad de Los Ángeles, California. Cientos de historias le han sido confiadas por parte de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños que han llegado a EE. UU. en busca de una mejor vida, lejos de la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades en sus países.

Desde 2007, Méndez es el presidente y fundador de Churches in Action, una organización que atiende a migrantes y los apoya con orientación legal migratoria, repatriación, albergue, comida, ubicación y oportunidades de empleo, tanto en Estados Unidos como en la frontera mexicana.

“Desde 1976 comenzó una migración fuerte de guatemaltecos a EE. UU.” afirma. “Se carecía de un consulado oficial y pedimos al Gobierno guatemalteco un cónsul honorario, en este caso fue designado un gringo que no hablaba español”, recuerda. La primera sede era una tienda de discos, donde el funcionario atendía consultas en el mostrador del negocio.

El obispo Juan Carlos Méndez y Alfonso Pérez, quienes trabajan en conjunto por la comunidad migrante.

Poco a poco, la situación fue cambiando. Desde entonces, Méndez es una especie de mediador entre la comunidad y el consulado. Acompaña a los funcionarios a las iglesias para presentarlos a los migrantes, a los líderes y asociaciones existentes.

“Hemos tenido cónsules que no se adaptaron al sistema y a la comunidad. Algunos abusivos y prepotentes con los migrantes” y otros que buscan acercarse a los connacionales y se esfuerzan para trabajar con el presupuesto que el gobierno les asigna, reconoce. De cierta manera han mejorado los trámites. Sin embargo, algunos requieren que los connacionales se trasladen hacia el consulado, lo que les perjudica monetariamente en sus empleos e implica en muchos casos horas de viaje. Los cambios se han dado, pero no ha sido suficiente.

“Jimmy Morales a nosotros nos prometió cambios, y de todos no cumplió nada” afirma el obispo, quien aún recuerda los desplantes de Claus Marvin Mérida, quien se disgustaba porque se le cuestionaba su trabajo. Mérida fue designado para una misión especial con rango de embajador sobre temas migrantes por el presidente Morales. “Jimmy puso gente sin preparación en puestos clave” , se lamenta Méndez.

Como parte de su apoyo a la comunidad migrante en estas elecciones, el obispo contribuyó en las iglesias para brindar orientación sobre el proceso de empadronamiento y reconoce que muchos guatemaltecos no participarán de la jornada electoral por la falta de documentos, en especial el Documento Personal de Identificación (DPI).

El voto en el exterior

Uno de los migrantes que participa activamente del proceso de elecciones en Los Ángeles, es Alfonso Pérez, coordinador de la Alianza Guatemaltecos Unidos y que junto a otros miembros más de este grupo participa como presidente de mesa en la Junta Receptora de Votos en aquella ciudad.

Pérez coincide con Méndez en señalar que la falta del DPI impidió una mayor participación de guatemaltecos en esta primera jornada electoral en el exterior. “Los migrantes que participan debieron empadronarse y tener DPI. Lamentablemente el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no dio la información en un tiempo prudencial para que los connacionales pudieran hacer el trámite” señala. Incluso considera que el cambio de fecha del día de la elección hizo que el tiempo se acortara para orientar a los votantes, poder ayudarlos en muchos casos a comprender el proceso y obtener su DPI.

Un grupo de migrantes almuerzan en Tijuana.

“El documento que identifica a los guatemaltecos en el exterior es el pasaporte”, apunta Pérez quien considera que debió tomarse en cuenta este detalle al decidir cuál sería el documento que debían presentar al momento de votar.

El 15 de julio de 2018, el TSE lanzó una página de Internet https://migrante.tse.org.gt, donde los guatemaltecos en el extranjero debían empadronarse e ingresar su número de Código Único de Identificación (CUI). En cuatro meses solo 72 personas se registraron en ese portal.

Meses después, en diciembre se lanzó una aplicación Voto por Guate para sistema Android e iOS para registrar el trámite. En principio se convocaba a los migrantes residentes en otros países, para después decidir que solo se realizaría en cuatro ciudades de EE. UU. El Tribunal dispuso que el voto sería emitido vía electrónica y tiempo después ordenó que sería de forma presencial.

Pese a los constantes cambios de opinión del TSE, el entusiasmo de la comunidad migrante se mantuvo. La Alianza visitó iglesias para informar a los guatemaltecos sobre el empadronamiento, aunque muchos expresaron que consideraban inútil el uso del DPI porque usan pasaporte.

Como parte de la fiesta cívica se organizó el pasado 18 de mayo un debate con los aspirantes presidenciales. “De 18 invitaciones, al final llegaron cinco”, dijo Pérez, quien consideró valioso este ejercicio para que los candidatos explicaran su plan de gobierno y que la comunidad migrante pudiera cuestionarlos.

El trabajo de la Alianza Guatemaltecos Unidos se mantiene, asegura su coordinador. Tienen contacto con el consulado y ayudan a los migrantes para organizar su documentación y establecer una cita programada para ser atendidos en la sede consular, entre otros servicios. En el caso de los migrantes detenidos, hay abogados de migración que colaboran con ellos para darles asesoría gratuita, pero si necesitan una representación legal ofrecen un precio accesible para llevar el caso.

Retos en materia migratoria

Tanto Alfonso Pérez como el obispo Juan Carlos Méndez coinciden en la falta de apoyo de este y de los anteriores gobiernos a los guatemaltecos en el extranjero. Afirman que entre los retos a superar para el próximo presidente electo se encuentran:

> Elegir un representante en Washington que sepa de política y conozca de cerca la realidad migrante.

> Sugieren que como cónsules deben nombrarse a guatemaltecos en el exterior que conozcan el tema migrante y el sistema estadounidense, para que sepan dónde están los recursos y puedan utilizarlos debidamente.

> Fortalecer los consulados, tanto económicamente como en personal capacitado, ya que se ha visto que muchos de esos puestos se designan por compadrazgos.

> Crear programas en EE. UU. para validar credenciales profesionales y que los guatemaltecos puedan ejercer sus carreras.

> Tratar de trabajar para unir a la comunidad guatemalteca en el exterior.

> Campañas para concienciar a los guatemaltecos de área de mayor flujo migratorio para que no emigren y arriesguen su vida, esto a la par de la implementación de carreras técnicas para quienes no terminan su ciclo escolar

> Dar impulso al Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) para que asista a los guatemaltecos deportados o retornados, en nueva documentación, fuentes de trabajo y otros aspectos.

> Creación de uniones de crédito para quienes envían remesas a Guatemala para evitar pago de comisiones por el dinero que mandan al país.