Lunes 25 DE Mayo DE 2020
Mundo

Polémica por reducción de penas contra narcotráfico y corrupción

En Honduras, esta reforma se da mientras varios funcionarios, exfuncionarios y empresarios están señalados de estos delitos en los tribunales.

 

Fecha de publicación: 28-05-19
Juan Antonio Hernández, hermano del presidente de Honduras, en imagen de archivo, es acusado de traficar toneladas de cocaína hacia EE. UU.
Por: AFP

La reducción de las penas por narcotráfico y corrupción, como parte de una reforma del Código Penal, desató una fuerte polémica en Honduras, en momentos de señalamientos de numerosas figuras públicas acusadas de ambos delitos.

El nuevo código, que entrará en vigor el 10 de noviembre, se aprobó este mes “sin escuchar a la ciudadanía y crea mucha suspicacia” por la reducción de las penas para los delitos por narcotráfico y corrupción, dijo el coordinador de la Asociación de Jueces, Mario Díaz.

Las nuevas normas, promulgadas el 10 de mayo, también fueron criticadas porque mantienen en el ámbito penal los delitos contra el honor, como calumnia e injuria, en lugar de remitirlos al fuero civil como recomienda el sistema interamericano de derechos humanos.

El narcotráfico se castigará con condenas de entre cuatro y siete años de cárcel en la nueva legislación, frente a las penas de entre siete y diez años del Código Penal vigente.Los delitos castigados con menos de cinco años de cárcel se podrán conmutar por una multa equivalente a US$0.40 por día.

El diputado opositor Rasel Tomé comentó que la reducción de penas para narcotráfico y corrupción se da en momentos en que varios funcionarios, exfuncionarios y empresarios están acusadas en los tribunales por esos dos delitos.

Honduras, como el resto de Centroamérica es considerado como un puente para el tráfico de drogas.

Un total de 24 hondureños han sido extraditados a EE. UU. desde 2014 y una decena se entregaron o fueron capturados, como es el caso de Juan Antonio Hernández, hermano del presidente Juan Orlando Hernández, calificado como “narcotraficante a gran escala” por una corte de Nueva York.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Tomé lamentó que los delitos contra el honor “se amplían porque no solo castigan al periodista, sino también a los dueños de los medios de comunicación y a la redes sociales” por reproducir publicaciones. Díaz consideró que mantener los delitos contra el honor y las protestas en la legislación penal “es bastante grave porque se puede desatar una cacería de brujas para acallar a la prensa y la protesta social”. Ante las críticas, el presidente del Congreso, afirmó que junto a sectores de la sociedad se podría revisar el Código Penal. –AFP

“De manera descarada se están blindando los corruptos”.

Odir Fernández, abogado y experto en derecho penal.