Miércoles 19 DE Junio DE 2019
Mundo

Misión de la OEA investiga a 12 personas por presunto lavado de dinero durante el mandato de Porfirio Lobo

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha iniciado una investigación a 12 personas acusadas de lavado de dinero del narcotráfico durante el Gobierno del expresidente hondureño Porfirio Lobo.

Fecha de publicación: 24-05-19
Imagen de archivo del expresidente Porfirio Lobo. FOTO: AFP
Por: EUROPA PRESS

La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha iniciado una investigación a 12 personas acusadas de lavado de dinero del narcotráfico durante el Gobierno del expresidente hondureño Porfirio Lobo.

Entre las doce personas acusadas se encuentra un hijo del expresidente, Fabio Porfirio Lobo, quien fue condenado a 24 años de cárcel en Estados Unidos, así como un exministro del exmandatario y el exjefe del cartel de ‘Los Cachiros’ Devis Leonel Rivera.

Hasta el momento tan solo se han identificado a cinco de los 12 acusados de lavado de activos, fraude, falsificación de documentos, soborno doméstico y cohecho activo, según ha informado la OEA.

La investigación ha comenzado después de que el exjefe del cartel asegurara que contactó con Lobo en el año 2009, cuando era candidato del Partido Nacional, y que le “dio dinero para su campaña electoral y a la vez, éste le sugirió que a cambio formaran empresas a las cuales, una vez ganada la elección (…) les pudiera dar contratos por parte del Estado”.

Además, la misión ha señalado que el exmandatario nombró secretario a Miguel Rodrigo Pastor y a Walter Noé Maldonado director de Carreteras, quienes ofrecieron a la empresa INRIMAR, dirigida por Rivera, hasta 21 contratos para supuestamente realizar obras en los departamentos hondureños de Olancho y Tocoa.

“Las obras asignadas por estos contratos en su mayoría no se realizaron e incluso parte del dinero asignado por estos contratos no se cobró sino años después, porque el propósito de la asignación de estos contratos, era básicamente prestigiar y legitimar a la empresa INRIMAR, para poder lavar dinero proveniente del tráfico de drogas internacional a través de dicha empresa”, ha subrayado la OEA, que ha añadido que “falsamente se acreditó que se habían hecho y entregado para poder realizar parcialmente los pagos que se efectuaron por el otorgamiento de dichos contratos”.

Por su parte, el portavoz de la MACCIH, Luiz Guimaraes, ha asegurado que “esta acción conjunta demuestra una vez más el compromiso de la MACCIH y la OEA para seguir impulsando la lucha anticorrupción a través de instituciones del Estado”.