Martes 19 DE Noviembre DE 2019
Mundo

Poblado indígena del sur de México elige a su alcalde a mano alzada

Cerca de 12.000 pobladores de la comunidad indígena de Oxchuc, en el sureño estado mexicano de Chiapas, eligieron este sábado a mano alzada, en una asamblea en su plaza central, a su alcalde y legisladores locales.

Fecha de publicación: 13-04-19
Vista general de la votación en Oxchuc, Chiapas. FOTO: TWITTER IEPC Chiapas
Por: AFP

Sin campañas, sin partidos, sin urnas, este poblado habitado por indígenas tzeltales eligió entre 10 candidatos -cinco hombres y cinco mujeres- a quien los gobernará por tres años, siendo ganador el profesor bilingüe Alfredo Santiz Gómez.

Este poblado es el primero de Chiapas que canceló el sistema electoral de partidos políticos y ahora nombra a sus autoridades conforme a sus usos y costumbres.

“Un gobierno que escucha es un gobierno democrático. Oxchuc es el primer municipio en Chiapas en elegir a sus autoridades por el régimen de Sistemas Normativos Indígenas”, escribió en la red social Twitter el vocero presidencial Jesús Ramírez.

El 5 de enero pasado, más del 59% de la población decidió mediante consulta que las elecciones se realizarán por usos y costumbres, en lugar del sistema partidista.

A la asamblea asistieron en calidad de observadores autoridades electorales de Chiapas, que tienen hasta el 22 de abril para declarar válida la elección del alcalde y los legisladores municipales.

Al día siguiente las autoridades electas tomarán protesta y asumirán sus cargos.

La rebelión de Oxchuc contra los partidos políticos comenzó a partir de 2015, cuando protestaron contra un matrimonio que durante 12 años, siendo cada uno de ellos candidato varias veces, mantuvo en sus manos la alcaldía.

El municipio de Oxchuc cuenta con una población de 48.216 personas y de ellas 35.834 están habilitadas para votar.

En numerosos poblados indígenas de los estados de Oaxaca (sur) y Tlaxcala (centro) se eligen a los gobernantes conforme a usos y costumbres, ya sea en asamblea a mano alzada, en votaciones en pizarrón o “pelotón”, cuando un candidato consigue reunir a su alrededor al mayor número de simpatizantes.