Jueves 19 DE Septiembre DE 2019
Mundo

Más de 500 arrestos en redadas contra el tráfico de armas en ocho países de América Latina

Durante operativos ejecutados del 22 al 28 de febrero intervinieron policías, militares, agentes de aduanas e inmigración de México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia, confirma la Interpol.

 

Fecha de publicación: 11-03-19
Por: AFP

 

Lyon / Francia – Una redada en ocho países de América Latina contra el tráfico de armas terminó con 560 arrestos, incluido el de una persona sospechosa de proveer armamento a la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunció Interpol. La operación implicó a policías, agentes de aduana, inmigración y militares de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá.

Coordinada por Interpol, la operación, bautizada “Trigger V”, que se llevó a cabo del 22 al 28 de febrero, llevó a la incautación de 857 armas, 40 mil balas, 20 granadas y uniformes de policía o militares.

En un control de vehículos en Costa Rica se descubrieron dos fusiles de asalto AK47, uno de los cuales había sido registrado en la base de datos de Interpol por un país de Oriente próximo, lo que según la agencia “pone de manifiesto el carácter transcontinental del tráfico de armas”. En Panamá, un aviso anónimo condujo a la Policía a un almacén aislado lleno de municiones, armas de fuego y materiales explosivos.

Entre los arrestos, la agencia de cooperación policial con sede en Lyon (Francia) destaca el de un hombre conocido como “Zeus o Mono” (“Zeus el mono”, en español) sospechoso de estar al frente de un grupo que las suministra al ELN. Detenido cuando intentaba pasar ilegalmente de Guatemala a Honduras, fue entregado a las autoridades colombianas.

También se interceptó a un hondureño contra el que pesaba orden de captura internacional.

Entre las 47 personas detenidas en El Salvador, 18 están vinculadas a maras como Barrio 18 y MS13. El secretario general de Interpol, Jürgen Stock, declaró que la operación constituía “un paso importante para la desarticulación de las redes ilícitas y la protección de los ciudadanos”.