Martes 17 DE Septiembre DE 2019
Mundo

Nicaragua: Más de 200 años de cárcel a dos líderes opositores

La justicia nicaragüense impuso este lunes condenas a más de 200 años de prisión a los líderes opositores Medardo Mairena y Pedro Mena por participar el año pasado en las violentas protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, informó su abogado a la AFP.

Fecha de publicación: 18-02-19
Medardo Mairena, izquierda, y Pedro Mena escuchan el veredicto en un juzgado de Managua.
Por: AFP

Mairena recibió una condena de 216 años de prisión por “terrorismo” y otros seis delitos atribuidos por la Fiscalía a su participación en las protestas, entre ellos la muerte de cuatro policías y un civil, afirmó el abogado Julio Montenegro, de la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La sentencia fue dictada por el juez Edgard Altamirano, quien en su resolución también condenó a Mena a 210 años de cárcel por terrorismo y otros delitos en el marco de las protestas cuya represión dejó 325 muertos y cientos de detenidos, agregó Montenegro.

Son penas “demasiado exageradas” que “nunca antes se habían contemplado” en Nicaragua, dijo. No obstante, los acusados sólo cumplirán la pena máxima de 30 años que establece la ley nicaragüense.

Las sentencias fueron dictadas después que el juez declarara a ambos culpables en diciembre pasado, en una audiencia en la que la Fiscalía había pedido una pena de 76 años de cárcel para Mairena y de 63 para Mena, explicó Montenegro.

– “Lo tomaron con fortaleza” –
Ambos opositores fueron trasladados este lunes de la cárcel a los juzgados de Managua a escuchar sus sentencias sin previo aviso a su abogado, quien logró, sin embargo, obtener el acta condenatoria y hablar unos minutos con sus defendidos.

“Tomaron la sentencia con mucha fortaleza”, dijo Montenegro, quien anunció que apelarán las condenas porque en el proceso se demostró que sus defendidos no cometieron los delitos que les imputó la Fiscalía, controlada por funcionarios afines al oficialismo.

Mairena es uno de los líderes de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que se formó en mayo pasado con diversos sectores para buscar con el gobierno una solución a la crisis desatada por las protestas.

También participó en un proceso de diálogo que no prosperó y hundió al país en una severa crisis política y económica que lleva ya 10 meses.

Mairena es además el principal líder del movimiento campesino que protesta desde 2013 contra la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, actualmente suspendido, que amenazaba con desalojar a miles de personas del sur del país.

Mena, en tanto, también integra el movimiento campesino anticanal y la alianza opositora que participó en un malogrado diálogo con el gobierno de Daniel Ortega para una salida a la crisis política, dijo su abogado.

Mairena fue detenido en julio y está recluido igual que su compañero Mena en la temida cárcel número “300” del Penal La Modelo, 22 km al este de la capital.

Ahí, convive con “insectos” en una “celda pequeña, sin luminaria y poca ventilación”, relató el abogado.

Según Montenegro, el opositor le informó que recientemente le pusieron grapas en la comida, y que permanece bajo mucha tensión.

– Condena en medio de posible diálogo –
La condena contra los opositores se produce en medio de los esfuerzos que realiza el sector privado para intentar reanudar el diálogo con el gobierno, tras reunirse el sábado con Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

“¿Cómo puede ser que haya conversación para un diálogo cuando hoy se ha condenado” a Mairena y Mena, reprochó la también líder del movimiento contra el canal Francisca Ramírez, en un video difundido desde su exilio en Costa Rica.

Ramírez coincide con sectores de la oposición, familiares de presos políticos y la Iglesia católica, que exigen la liberación de los presos políticos como condición para retomar el diálogo.

Ortega, en el poder desde el 2007, fue sacudido entre abril y octubre pasado por masivas protestas en contra de una reforma al sistema de pensiones que derivó en una demanda de salida de su gobierno y adelanto de las elecciones de 2021.

La represión dejó más de 750 detenidos que son acusados de “terrorismo” y otros delitos en base a una ley aprobada en julio pasado que criminalizó las protestas con hasta 20 años de prisión. A Mairena y Mena les multiplicaron los 20 años por los delitos imputados.

 

Etiquetas: