Jueves 18 DE Abril DE 2019
Mundo

Respaldo a Presidente Interino aumenta tensión en Venezuela

EE. UU. y al menos 11 países del Grupo de Lima, entre ellos Guatemala, reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

 

Fecha de publicación: 24-01-19
Por: AFP/DPA/EL PAÍS

El jefe parlamentario opositor Juan Guaidó se autoproclamó ayer presidente interino de Venezuela, con el reconocimiento de Estados Unidos y otros países de América, ante lo que el mandatario Nicolás Maduro rompió relaciones con el gobierno de Donald Trump.

“Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”, dijo Guaidó ante miles de seguidores en Caracas.

Trump fue el primero en reconocerlo “oficialmente”, seguido por 11 de los 14 países del Grupo de Lima (Canadá y otras naciones latinoamericanas). México y Cuba apoyaron a Maduro y la Unión Europea pidió “elecciones libres”.

 

Juan Guaidó, al centro, al declararse presidente interino de Venezuela.

Poco después, ante una multitud que se congregó frente al presidencial Palacio de Miraflores, Maduro rompió relaciones con Estados Unidos y dio 72 horas a sus diplomáticos para abandonar el país con la mayor reserva petrolera del mundo.

“He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de Estados Unidos. ¡Fuera! Se van de Venezuela. Aquí hay dignidad, carajo!”, dijo desde el balcón presidencial.

El mandatario agregó que la justicia debe actuar ante la postura del Parlamento. “¿Puede autojuramentarse un cualquiera como presidente? ¿O es el pueblo venezolano quien elige a su presidente?”, enfatizó.

“Solo el pueblo pone, solo el pueblo quita”, dijo Maduro, desde Miraflores, donde desembocó la marcha ‘chavista’ que se celebró en respuesta a la jornada de movilizaciones opositoras de ayer. Maduro ratificó que completará su segundo mandato (2019-2025) con el objetivo prioritario de “recuperar la economía”, “llueva, nieve o relampaguee”.

La Fuerza Armada –sostén de Maduro– rechazó la juramentación de Guaidó. “Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley”, aseguró el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, en Twitter.

Guaidó había llamado al país a las calles ayer, 23 de enero, fecha en la cual echó a andar la democracia en el país tras la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958, bajo la consigna de desconocer al gobierno chavista y reclamar elecciones limpias.

 

Manifestantes se enfrentaron a la Policía en varios puntos del país.

 

LA RESPUESTA ESTADOUNIDENSE

Más tarde, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, aseveró que Maduro, carece de autoridad para romper las relaciones diplomáticas con EE. UU. y expulsar a los diplomáticos de suelo venezolano. En un comunicado anunció que tomará “medidas apropiadas para responsabilizar a cualquiera que ponga en peligro la seguridad de nuestra misión y de su personal”.

Un funcionario del gobierno de Trump advirtió que “todas las opciones están sobre la mesa” para considerar medidas si Maduro responde “con violencia” contra el Parlamento.

“Trump probablemente exploraría la posibilidad de congelar activos extranjeros (de Venezuela). Como parte del respaldo, en el futuro podrían agregarse sanciones petroleras”, opinó Eurasia Group.

Estados Unidos compra a Venezuela un tercio de su alicaída producción de petróleo (1.4 millones de barriles diarios). Maduro asegura que sus enemigos quieren apropiarse del crudo venezolano, que genera 96 por ciento de los ingresos del país.

Maduro en el Palacio de Miraflores. Rusia y Cuba respaldan su presidencia.

PRESENCIA DIPLOMÁTICA

Guaidó dijo estar facultado por la Constitución para llenar el vacío de poder que, asegura, hay en el país. “Hoy doy el paso, entendiendo que estamos en dictadura”, dijo. En un comunicado a todas las embajadas, Guaidó, les pidió que “mantengan su presencia diplomática” en Venezuela.

Medio centenar de países consideran “ilegítimo” el segundo mandato que inició Maduro el 10 de enero, por considerar que los comicios en que fue reelegido –boicoteados por la oposición– fueron fraudulentos.

Poco antes de la autoproclamación, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista) ordenó a la Fiscalía investigar penalmente a los integrantes del Parlamento, al acusarlos de usurpar las funciones de Maduro.

Venezolanos en Guatemala

 

En Guatemala, más de 300 manifestantes se presentaron frente a la embajada de Venezuela con pancartas, banderas y consignas aceptando a Guaidó como su nuevo presidente. María Fernanda Huizi, quien lideró el plantón, comentó que entre sus demandas buscan que se restaure la democracia para tener un país que prometa a sus habitantes progreso. “La situación no era igual cuando estaba (Hugo) Chávez, pero tampoco era buena. El deterioro aumentó con el gobierno de Maduro, pero es consecuencia de las políticas que dejó Chávez”, afirmó. (Claudia Ramírez /elP)

CAÍDA DE MADURO NO ES INMINENTE

El Parlamento aprobó el martes dar amnistía a los militares que colaboren con un gobierno de transición. Ayer, Guaidó les volvió a tender la mano a quienes desconozcan a Maduro.

“Cuando das ese tipo de pasos (la autoproclamación) tienes que saber con qué apoyos cuentas, sobre todo de los militares”, comentó el analista Luis Salamanca.

“Hay otras condiciones necesarias para una transición política que hoy en día no parecen estar presentes, como un reconocimiento por parte de miembros del alto mando militar. La caída de Maduro no parece inminente”, agregó Eurasia Group.

13

Muertos durante protestas contra Maduro, desde el martes, según el Observatorio de Conflictividad Social, crítico del gobierno. La ONG Foro Penal reportó 24 detenidos.

“Las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de #Sudamérica. Nunca más vamos a ser patio trasero de #EEUU”.

Evo Morales, presidente de Bolivia expresó su apoyo a Maduro por medio de su cuenta en Twitter.

 

¿Quién es Juan Guaidó?

Juan Guaidó se ha autoproclamado ayer “presidente encargado” de Venezuela, una meta que se han fijado muchos otros antes, incluidos destacados opositores, y que ahora parece al alcance de este perfecto desconocido.

Guaidó se dio a conocer al mundo el pasado 5 de enero, cuando la Asamblea Nacional, controlada por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) –coalición opositora–, le designó como su nuevo presidente.

Este político de 35 años de edad, es originario del estado venezolano de Vargas. En 2007, formó parte de los estudiantes universitarios que se oponían al fallecido mandatario Hugo Chávez. Es miembro fundador de Voluntad Popular (VP). Comenzó como un militante de base, pero los infortunios de sus colegas de partido le facilitaron un ascenso meteórico.

Uno de ellos, Leopoldo López, el máximo líder de VP, fue detenido en 2014 y condenado a casi 14 años de cárcel por incitar a la violencia en las revueltas opositoras, que dejaron más de 40 muertos.

Guaidó estudió ingeniería en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas y, según su currículum, continuó su formación con dos posgrados en gerencia pública, uno de ellos por la Universidad George Washington. Fue elegido diputado suplente en 2010 y titular en 2015.

Su oportunidad llegó gracias al frágil equilibrio de poder que mantiene la MUD, que exigía que la Presidencia de la Asamblea Nacional recayera sobre Voluntad Popular, sin apenas líderes visibles.

Guaidó captó la atención con su discurso de toma de posesión, en el que avisó a Maduro de que, si seguía adelante con su segundo mandato, sería considerado un “usurpador”. Además, hizo un llamamiento a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), uno de los pilares del gobierno chavista, para posicionarse junto al pueblo y dejar caer al gobierno.

Tras la toma de posesión de Maduro dijo estar dispuesto a tomar las riendas del cambio. Tres días después fue detenido por la Policía Política, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), mientras se dirigía a un acto. Fue puesto en libertad al cabo de una hora y el gobierno desautorizó lo ocurrido.

Reuniones

> En las últimas dos semanas, Juan Guaidó ha arengado a decenas de miles de personas en asambleas vecinales llamadas cabildos abiertos, para tomar el pulso del malestar ciudadano, más que evidente, pero que estaba soterrado desde la ola de protestas de 2017 que dejaron alrededor de 150 muertos. –EL PAÍS

Etiquetas: