Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Mundo

EE. UU. devolverá a México a solicitantes de asilo

Los solicitantes de asilo tendrán que esperar su caso en territorio mexicano.

Fecha de publicación: 21-12-18
Kirstjen Nielsen ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes ayer, en Washington, donde habló de las nuevas directrices sobre migración. Por: el país / afp / dpa / agencia reforma

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, calificó la decisión de “histórica” y en buena medida es un cambio de reglas de juego definitivo en la frontera. Hasta ahora, cuando alguien se presenta en un puesto fronterizo de Estados Unidos o es detenido tras cruzar irregularmente, pasa a un centro de internamiento donde hay una primera revisión de su caso.

La policía determina si la situación de vulnerabilidad es creíble. Si lo es, esa persona acaba quedando en libertad, monitorizada o no, con una orden de presentarse en el juzgado. Trump llama a esto “atrapar y soltar”, y lo considera el principal incentivo que impulsa a los inmigrantes a arriesgarse en el viaje a EE. UU.

“Inmigrantes que traten de burlar el sistema para entrar a nuestro país ilegalmente no podrán desaparecer en EE. UU., donde muchos evitan las audiencias judiciales” a las que deben comparecer para seguir su solicitud de asilo, anunció ayer Nielsen.
“Ellos esperarán por la decisión de una corte migratoria en México. ‘Atrapar y soltar’ será sustituida por la de ‘detener y devolver’”, dijo Nielsen en un comunicado. “Esto también nos permitirá centrar la atención en aquellos que realmente están huyendo de la persecución” de las violentas pandillas centroamericanas, indicó.

La nota indica que tendrán acceso a abogados y podrán entrar en EE UU para la vista de su caso en el juzgado. Aquellos cuyo caso sea aceptado por el juez, podrán entrar en el país. Los que no, “serán deportados a sus países”, indica, sin aclarar si esa deportación depende de EE. UU. o de México.

Nielsen dijo que el Gobierno de México fue informado de la decisión.“Esperamos que los migrantes afectados reciban visas humanitarias para permanecer en suelo mexicano, la capacidad de solicitar empleo y otras protecciones mientras aguardan una decisión legal deEE. UU., indicó.

El anuncio se produce ante el fracaso de los esfuerzos del gobierno de Trump para detener una ola migratoria -fundamentalmente centroamericanos que huyen de la violencia- que busca ingresar a Estados Unidos.

La respuesta de México

El Ministerio de Exteriores mexicano informó en un comunicado que “reafirma su derecho soberano a admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, en ejercicio de su política migratoria”.

El Ministerio anunció que autorizará “por razones humanitarias y de manera temporal” el ingreso de “ciertas personas extranjeras” que hayan sido entrevistadas por las autoridades estadounidenses.

México permitirá que quienes ya hayan recibido la citación puedan permanecer en territorio mexicano.

El gobierno aclara que los posibles acuerdos a los que lleguen ambos países no constituyen “un esquema de tercer país seguro”, según el cual los migrantes en tránsito estarían obligados a solicitar asilo en México.