Jueves 20 DE Junio DE 2019
Mundo

Incautan bienes y cuentas bancarias a hermano del presidente hondureño, preso en EE. UU.

A “Tony” Hernández se le capturó el 23 de noviembre en Miami, señalado de ser “un narcotraficante de gran escala”, que conspiró con redes de México y Colombia para enviar grandes cantidades de cocaína entre 2004 y 2016.

Fecha de publicación: 17-12-18
Por: AFP

Tegucigalpa – Autoridades hondureñas incautaron este lunes una casa, vehículos y cuentas bancarias a un hermano del presidente Juan Orlando Hernández, quien fue arrestado recientemente en Estados Unidos por narcotráfico “a gran escala”, informó el Ministerio Público (MP).

La fiscalía y la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico “dando cumplimiento a una orden emitida por el Juzgado de Letras de Privación de Dominio realizan acciones dirigidas al aseguramiento (decomiso) de bienes propiedad de Juan Antonio Hernández”, conocido como “Tony” Hernández, anunció en un comunicado.

Además, el MP precisó que se incautaron una casa de una habitación en la colonia San Ignacio, de Tegucigalpa, el mismo barrio residencial donde vive el presidente, así como cuatro vehículos y cinco cuentas bancarias.

La fiscalía argumentó que la operación fue ejecutada en medio de un fuerte despliegue de seguridad, “en virtud de los hechos públicamente conocidos (…) de la detención de Hernández en Estados Unidos”. Juan Antonio Hernández, de 40 años, fue capturado el pasado 23 de noviembre en Miami, un hecho que conmovió a la sociedad hondureña.

Visiblemente afectado, el presidente Juan Orlando Hernández declaró que la detención de su hermano era “un fuerte impacto para la familia”, pero prometió que la justicia hondureña colaboraría con “irrestricto apego a la ley”.

“Es un hermano, un familiar, a nosotros no nos criaron así, nos criaron para respetar a los demás, pero también no puedo desconocer que es un golpe fuerte para la familia, es triste, es difícil, no se lo deseamos a nadie”, expresó entonces el mandatario.

Los fiscales estadounidenses dijeron que Hernández es “un narcotraficante de gran escala”, que conspiró con redes de México y Colombia para enviar grandes cantidades de cocaína a EE. UU. entre 2004 y 2016.

En Manhattan, donde se dieron a conocer los cargos, el fiscal federal Geoffrey Berman acusó a Juan Antonio Hernández de estar “involucrado en todas las etapas” del tráfico de cocaína a través de Honduras a Estados Unidos.

Berman dijo que Hernández presuntamente organizó y garantizó la seguridad de los envíos de cocaína, sobornó a funcionarios para obtener información sensible fin de proteger los cargamentos, y solicitó sobornos a importantes narcotraficantes.

El hermano del presidente hondureño también enfrenta cargos por uso y posesión de armas, así como por hacer declaraciones falsas a agentes federales, según un comunicado de la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.