Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Mundo

EE. UU. da un solemne adiós al expresidente George H. W. Bush

El funeral se realizó en la Catedral Nacional en Washington con la presencia de altos dignatarios.

 

Fecha de publicación: 06-12-18
George W. Bush habló de su padre en el funeral, en la Catedral Nacional en Washington. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Estados Unidos dejó a un lado ayer sus profundas fisuras políticas para dar un solemne adiós al expresidente George H. W. Bush, cuyas exequias mostraron un raro momento de unidad en medio del clima de confrontación del gobierno de Donald Trump.

El 41º presidente fallecido el viernes a los 94 años, fue despedido como un patriota, en una ceremonia en la Catedral Nacional en Washington a la que asistieron Trump y todos los exmandatarios estadounidenses vivos.

 

El expresidente George W. Bush toca el ataúd de su padre, en la Catedral Nacional.

“Para nosotros, el suyo era el más brillante de mil puntos de luz”, dijo su hijo y expresidente George W. Bush, en alusión a la famosa frase de su padre sobre la rica diversidad de EE. UU.. “Me mostró lo que significa ser un presidente que sirve con integridad, lidera con valentía y actúa con amor en su corazón para los ciudadanos de nuestro país”, apuntó, destacando con humor la hiperactividad, la aversión a las verduras y las cualidades de su padre.

Con el funeral, Washington hizo una pausa en su tóxica retórica política, aunque la tregua entre Trump y sus antecesores demócratas se percibió incómoda. Trump saludó a Obama pero no saludó a Hillary Clinton, su rival en 2016.

 

El mandatario Trump y la Primera Dama, los expresidentes Barack Obama, Bill Clinton y Jimmy Carter con sus esposas.

Altos dignatarios fueron invitados, como el príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller alemana Angela Merkel; el rey jordano Abdalá II y la reina Rania; y los expresidentes de Polonia, Lech Walesa, y de México, Carlos Salinas de Gortari.

Bush será enterrado hoy detrás de la biblioteca y museo que lleva su nombre en el campus de la Universidad de Texas A&M. Allí reposará junto a su esposa Barbara y a Robin, la hija de ambos, que murió de leucemia a los tres años en 1953.

Etiquetas: