Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Mundo

Ordenan iniciar investigación por asesinato del arzobispo Romero 

Un tribunal de San Salvador ordenó hoy a la Fiscalía General (FGR) iniciar una investigación por el asesinato en marzo de 1980 del entonces arzobispo Oscar Romero, recientemente proclamado santo por el Vaticano, al tiempo que emitió una orden de captura contra uno de sus presuntos asesinos materiales.

Fecha de publicación: 23-10-18
FOTO: AFP Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

Una fuente de comunicaciones de los tribunales de San Salvador aseveró que el tribunal libró “oficios al Director de la Policía Nacional Civil, al Departamento de Disposiciones Judicial y a la INTERPOL, El Salvador, a fin de que procedan a la búsqueda, ubicación y captura del imputado acusado”, el ex capitan Álvaro Saravia, por el homicidio agravado en perjuicio de la vida de monseñor Romero.

El papa Francisco proclamó santo a Romero la semana pasada tras un largo proceso y estudio de su obra religiosa y de su vida dedicada a la defensa de los derechos humanos en El Salvador, donde fue asesinado por un grupo de ultraderecha comandado por el ya fallecido militar Roberto d’Aubuisson el 24 de marzo de 1980.

“Para poder llegar a la verdad real y conocer quienes participaron en el delito de homicidio agravado en perjuicio de la vida de monseñor Romero, debe ser el ente fiscal el que dé inicio a una investigación seria”, apuntó en su orden el juez cuarto de Instrucción de San Salvador, Rigoberto Chicas.

El caso de Romero fue reabierto en mayo del 2017, luego de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declarara inconstitucional la Ley de Amnistía General de 1993, que impidió juicios contra criminales de lesa humanidad, del Ejército y de la guerrillla que se cometieron en la guerra civil de 12 años (1980-1992).

Chicas también ordenó detener al ex capitán Saravia, cuyo destino no se conoce por el momento, pero que en 2004 fue condenado civilmente por un tribunal de Fresno (California), a cargo del juez Oliver W. Wanger, del asesinato de Romero en una confabulación de un escuadrón de la muerte que comandaba d’Aubuisson.

El tribunal de Fresno condenó a Saravia, residente entonces en Estados Unidos, en ausencia y le ordenó pagar 10 millones de dólares a los familiares de Romero, condena que no ha sido efectiva por estar Saravia prófugo de la justicia.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital para cancerosos La Divina Providencia.

La organización Tutela Legal “María Julia Hernández”, como querellantes del caso, han asegurado que representan al hermano menor de Romero, Gaspar Romero Galdamez, cuando en mayo del año pasado pidió la apertura de la causa.

Por el momento el juez Chicas asegura que Saravia es el único que tiene calidad de imputado.

El Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas (ONU), de 1993, señaló como el autor intelectual del asesinato de Romero al mayor D’Aubuisson, quien antes de morir en 1991 fundó el partido opositor y derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), mismo que gobernó de 1989 a 2009.

Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y del propio Vaticano también señalan a D’Aubuisson como autor intelectual del que se ha convertido en el primer santo salvadoreño.

 

Etiquetas: