Viernes 22 DE Febrero DE 2019
Mundo

“Florence” provoca caos en EE. UU. con inundaciones

La tormenta continuará produciendo fuertes precipitaciones sobre el sudeste de Estados Unidos mientras el sistema avanza hacia el interior.

Fecha de publicación: 17-09-18
Habitantes de Wilmington, Carolina del Norte, hacen cola para llenar sus recipientes de gasolina. Por: afp / dpa
Más noticias que te pueden interesar

El sudeste de Estados Unidos permanecía ayer bajo la amenaza de inundaciones a gran escala con potencial para provocar roturas de presas y deslizamientos, después del paso del huracán Florence, que dejó 15 muertos, 10 en Carolina del Norte y cinco en Carolina del Sur, según balances oficiales.

Aunque la tormenta pasó a una categoría de “depresión tropical”, Florence avanza lentamente sobre Carolina del Sur y Carolina del Norte, descargando fuertes lluvias sobre las cuencas fluviales ya saturadas, lo que según las autoridades podría traer más muerte y destrucción.

Se registraron caídas de árboles, así como daños en casas y postes de electricidad. Según las autoridades, actualmente hay casi un millón de personas sin luz.

Ayer, los servicios de rescate permanecían alertas en Grifton, una pequeña localidad de Carolina del Norte amenazada por los crecientes niveles de agua en un arroyo cercano y en el río Neuse.

“Aún tenemos algunos días por delante”, advirtió el jefe de la Agencia Federal de Servicios de Emergencia a la CNN Brock Long, que aseguró también que en el centro y el oeste de Carolina del Norte y Virginia no se han terminado las duras condiciones climatológicas.

Long llamó a los ciudadanos a estar alertas ante las advertencias oficiales de lo que ahora era considerado un “evento de inundaciones”.

Después de golpear el viernes la costa atlántica de Estados Unidos, Florence entró en el continente, donde dejó fuertes lluvias que hicieron subir el nivel de los ríos, provocando fuertes inundaciones.

“Lo que más me preocupa son las comunidades aisladas”, explicó Long.

“Todavía no hemos visto lo peor de las inundaciones”, advirtió el almirante Karl Schultz, que supervisa las operaciones de la Guardia Costera.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, instó a los evacuados a no intentar regresar a sus hogares por el peligro que representan las carreteras que aún están inundadas.

Unos 2 mil 800 miembros de la Guardia Nacional colaboran activamente en las tareas de rescate.

Ayer, el presidente Donald Trump saludó a “los rescatistas que trabajan muy duro” para ayudar a la población.

Recuperación costosa

En las localidades golpeadas por la tormenta se reportaron saqueos y al menos cinco personas fueron arrestadas por la policía en Wilmington, según el senador de Carolina del Norte, Tom Tilis, quien estimó que los daños serán peores que los del huracán Matthew. El sector agrícola, la mayor industria de la región, ha sido “golpeado duramente”. “En términos de impacto económico para la reconstrucción, estamos hablando de miles de millones de dólares”.– AFP

Etiquetas: