Sábado 24 DE Agosto DE 2019
Mundo

Las inundaciones amenazan la costa este de EE.UU. tras el paso de Florence

Las autoridades confirmaron la muerte de cinco personas por causas relacionadas con la tormenta.

Fecha de publicación: 15-09-18
Por: AFP

El riesgo de inundaciones “catastróficas” permanece elevado el sábado por el paso de la tormenta tropical Florence, que se ha cobrado la vida de varias personas en la costa atlántica de Estados Unidos y avanza lentamente con fuertes precipitaciones.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, confirmó este sábado la muerte de cinco personas relacionadas con Florence, y dijo que “varias más” están bajo investigación.

Entre los muertos hay una mujer y su bebé, que fallecieron el viernes al caer un árbol sobre su casa en Carolina del Norte, uno de los estados más golpeados por la tormenta junto a Carolina del Sur.

Florence todavía “descarga cantidades épicas” de lluvia, aunque ha perdido fuerza, según Cooper, que advirtió de que los ríos en el interior del estado pronto se desbordarían debido a la lluvia.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) movilizó a 1.200 personas para las operaciones de búsqueda y rescate. El Ejército de Estados Unidos y voluntarios de todo el país, como la “Cajun Navy” de Luisiana, también ayudan en las tareas.

Las ráfagas de viento causaron daños severos, arrancando árboles y postes de luz. Más de 800.000 hogares no tenían electricidad el sábado por la mañana, según los Servicios de Administración de Emergencias de Carolina del Norte.

WILMINGTON, NC – SEPTEMBER 15: Mike Pollack inpects the damage of his flooded waterfront home a day after Hurricane Florence hit the area, on September 15, 2018 in Wilmington, North Carolina. Hurricane Florence made landfall in North Carolina as a Category 1 storm Friday and at least five deaths have been attributed to the storm, which continues to produce heavy rain and strong winds extending out nearly 200 miles. Mark Wilson/Getty Images/AFP

Los meteorólogos prevén que en Carolina del Norte la acumulación de agua de las lluvias alcance los 25 cm tierras adentro, y un metro en algunas áreas costeras.

A pesar de que “Florence se debilita lentamente a medida que entra en el este de Carolina del Sur”, según el NHC, se esperaba que las precipitaciones continuaran “causando inundaciones catastróficas y grandes, y prolongadas inundaciones en los ríos”.

A pesar de que la velocidad del viento se redujo de manera abrupta la mañana del sábado en la ciudad portuaria de Wilmington, en Carolina del Norte, la lluvia caída durante toda la noche anegó la región, según un periodista de la AFP.

-“Ten cuidado”-

Algunas carreteras principales estaban despejadas de los árboles y ramas caídas por el paso Florence el día anterior, pero el aumento de las aguas aún era una amenaza para la zona.

Desde la autopista 40, una ruta usada al principio de semana por la población para abandonar la región ante la amenaza de la tormenta, se podía ver un paisaje pantanoso entre los árboles que la bordean.

Parte de la ciudad de New Bern, de cerca de 30.000 habitantes, ha estado inundada desde el viernes, lo que provocó que cientos de residentes se quedaran atrapados. Esa ciudad turística se encuentra en la confluencia de los ríos Neuse y Trent, cerca de un estuario.

“Hay 4.200 viviendas dañadas, no todas inundadas”, informó el sábado el alcalde de la ciudad, Dana Outlaw. “Hasta ahora hemos rescatado a más de 400 personas y cientos más están esperando ayuda”, agregó en el canal de televisión CNN.

El alcalde hizo un llamado a la ciudadanía a permanecer en sus casas el sábado por la mañana, cuando el sol apareció brevemente en el norte del estado.

“Si tiene que salir, entendemos que la gente tiene hambre y quiere comprar comida o repostar combustible, tenga mucho cuidado”, recomendó Outlaw.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, visitará “a principios o mediados de la próxima semana” las áreas afectadas, según la Casa Blanca.

Mientras la tormenta azotaba la costa este de Estados Unidos, el presidente avivó el viernes por la noche la polémica sobre la cifra oficial de muertos, 3.000, causadas por el huracán María en la isla de Puerto Rico en septiembre de 2017.

El saldo fue de solo 16 muertes después de su visita “y como por arte de magia, +3.000 MUERTES + (…) NO ES POSIBLE”, escribió en Twitter.

WILMINGTON, NC – SEPTEMBER 15: Joan Gracey holds a malfunctioned umbrella after having breakfast at Waffle House a day after Hurricane Florence hit the area, on September 15, 2018 in Wilmington, North Carolina. Hurricane Florence made landfall in North Carolina as a Category 1 storm Friday and at least five deaths have been attributed to the storm, which continues to produce heavy rain and strong winds extending out nearly 200 miles. Mark Wilson/Getty Images/AFP