Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Ortega advierte a EEUU “no meterse con Nicaragua”

El presidente Daniel Ortega instó ayer al Gobierno de Estados Unidos a “no meterse con Nicaragua” y a “respetar” al país, tras una reunión celebrada en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en Nueva York, donde por primera vez se abordó la grave crisis que sacude a este país.

Fecha de publicación: 05-09-18
Ortega habla a sus simpatizantes durante un evento en Managua, hoy. FOTO: AFP/ INTI OCON Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

En un acto ante simpatizantes sandinistas que marcharon en Managua en apoyo a su Gobierno, Ortega aludió a la posición del Gobierno de Donald Trump, bajo cuyos auspicios se realizó la sesión informativa en el Consejo de la ONU.

“A los Estados Unidos les decimos que si quieren ayudarle al pueblo nicaragüense, que si quieren contribuir a la paz, lo mejor que pueden hacer y deben hacer es no meterse con Nicaragua, respetar a Nicaragua”, exclamó el mandatario, de 72 años.

Ortega recordó la invasión militar del aventurero estadunidense William Walker, en 1856, y dijo que “el injerencismo sólo provoca más dolor”.  “Nicaragua es una nación digna y soberana que merece respeto”, insistió.

También argumentó que su Gobierno, al que la oposición acusa de la muerte de hasta 481 personas y más de 3.000 heridas en los últimos cuatro meses, quiere realizar “un diálogo entre las familias, para “consolidar la paz y la estabilidad sin importar la posición política que tengan”.

Sin embargo, se refirió a sus adversarios como “los otros nicaragüenses”, y dijo que también “tienen derecho de realizar manifestaciones pacíficas, sin daños ni violencia”.

En la sesión del Consejo de Seguridad, su presidenta y embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, reclamó el “fin de la tiranía” en Nicaragua, a cuyo Gobierno comparó con el de Venezuela.

“El Consejo de Seguridad no debe ni puede ser un observador pasivo. Nicaragua sigue en descenso hacia un estado dictatorial, corrupto y fallido. Su estabilidad y su seguridad es también la nuestra”, afirmó Haley.

Los representantes de Estados Unidos, Francia, Holanda, Reino Unido, Perú, Costa Rica, Polonia y Kuwait ante la ONU instaron a Ortega al cese de la represión gubernamental, el desarme de los grupos paramilitares y la reactivación del diálogo con la opositora Alianza Cívica, suspendido en julio pasado.

Sin embargo, Rusia y China miembros permanentes del Consejo, secundados por Nicaragua y sus aliados Venezuela y Bolivia, adujeron que el conflicto nicaragüense no es del interés del Consejo de Seguridad de la ONU ya que “no representa una amenaza a la seguridad regional o internacional”.

Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, abrió la sesión con un recuento de la crisis que ha dejado hasta hoy más de 320 muertos y al menos 2.000 heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Nicaragua se encuentra en una encrucijada de la cual dependen la paz, la democracia y su futuro”, dijo Koncke, al señalar que la escalada de violencia podría afectar a toda la región centroamericana.

“La situación de Nicaragua nos afecta directa e indirectamente, y de la misma manera afecta a toda el área centroamericana”, aseguró por su parte el embajador de Costa Rica, Rodrigo Carazo, quien reveló que su país ha recibido más de 12.830 solicitudes de refugio de nicaragüenses en los últimos meses.

Voceros opositores en Managua calificaron la sesión como “un éxito”. “Es un gran avance pues Nicaragua ya es parte de la preocupación de la comunidad internacional”, afirmó el ex embajador nicaragüense en Holanda, Bosco Matamoros.

A su vez, el ex canciller liberal Francisco Aguirre Sacasa opinó que la sesión podría abrir paso a nuevas sanciones de Estados Unidos, incluyendo la aprobación de la llamada ley “Nica Act”, que restringiría préstamos al Gobierno de Ortega.

Por su parte, José Miguel Vivanco, director del organismo Human Rights Watch, rechazó la “la brutal represión de la disidencia en Nicaragua” y afirmó que “el Consejo de Seguridad debe condenar estos atroces abusos”.

“Si las violaciones (a los derechos humanos) continúan con impunidad, el Consejo debería imponer sanciones selectivas contra los altos funcionarios responsables de estos crímenes”, expresó a través de Twitter.

La crisis de Nicaragua estalló en abril pasado con una protesta estudiantil y se agravó tras la violenta acción de la Policía y paramilitares contra manifestantes civiles.

Etiquetas: