Viernes 15 DE Noviembre DE 2019
Mundo

Víctima de violación es nominada al Premio Nobel de la Paz

Amanda Nguyen, una joven activista de 27 años, podría ser la acreedora del Premio Nobel de la Paz por su incansable lucha y dedicación en defender a las víctimas de violación sexual.

Fecha de publicación: 04-09-18
Por: Por: Cindy Avendaño

Según HuffPost US, la joven ha cambiado la forma en que el sistema de justicia penal en Estados Unidos aborda la violencia de tal tipo y a los sobrevivientes de esos crímenes. Desde que fue ultrajada en el 2013 en su último año de universidad en Harvard, Massachusetts, empezó a ver los medios para lograr que los agresores paguen por lo que hicieron.

Se dio cuenta que algo debía cambiar y ella se ha encargado de conseguirlo. En noviembre de 2014 fundó la ONG Rise, que trata de los derechos civiles que protegen a los ultrajados. HuffPost US indica que Amanda “en 2016 creó la ley de Derechos de Sobrevivientes de Agresión Sexual, una legislación que otorga derechos civiles básicos a las víctimas”.

“El sistema esencialmente me hace vivir la vida por fecha de violación”, dijo al diario británico The Guardian en el 2016. Gracias a todo lo que ha hecho para defender los derechos de las personas, fue nominada el pasado mes para Premio Nobel de la Paz.

“Me sentí abrumada por la conmoción, la felicidad y el orgullo”, manifestó Nguyen entonces, “yo sabía que esta nominación no era solo para mí, sino para los millones de sobrevivientes que vieron sus derechos civiles convertidos en ley”.

“Las vidas de las mujeres a menudo no son valoradas con plena dignidad humana”, expuso al HuffPost, y agregó que como  asiática/americana sabe muy bien cómo se cruzan el tema de la raza y la violencia sexual.

Gracias a su trabajo, 32 millones de víctimas de estos delitos tienen una mejor oportunidad para obtener justicia. El galardón es entregado anualmente por el Comité Nobel Noruego “a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”, según el testamento de su creador Alfred Nobel.