Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Mundo

El Museo Nacional de Rio, el mayor museo de historia natural de América Latina

Los trabajadores del Museo se abrazaban y trataban de ver de cerca la magnitud del desastre. Los hierros retorcidos y los escombros se acumulan en la planta baja, el techo desapareció y una de las alas del segundo y del tercer piso se derrumbaron. Los bomberos empezaron a ingresar con prudencia en las ruinas del edificio, para verificar si aún se puede “salvar algo” de su inmenso patrimonio, dijo un portavoz del cuerpo. Sin embargo, la operación es peligrosa, por los desprendimientos de material.

Fecha de publicación: 03-09-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

El Museo Nacional de Rio de Janeiro, devastado el domingo por un incendio, es el mayor museo de historia natural y antropológico de América Latina, con más de 20 millones de piezas y una biblioteca de más de 530.000 títulos.

Creado en 1818 por el rey Juan VI e instalado desde 1892 en el expalacio imperial de San Cristóbal, está situado en el parque de Boa Vista en el norte de Rio, que alberga igualmente un excepcional jardín botánico de 40 hectáreas.

El museo, que celebró en junio su bicentenario, recibe a 150 mil visitantes por año y es un importante centro de investigación y estudio, integrado desde 1946 a la Universidad federal de Rio de Janeiro.

Joya cultural y tesoro científico

Antigua residencia de la familia real portuguesa y luego de la familia imperial brasileña, el Palacio de San Cristóbal tiene una extensión de 11.400 m2, de los cuales 3.500 m2 se destinan a salas de exposiciones.

De 1889 a 1891, este edificio de estilo neoclásico albergó a la Asamblea Constituyente de Brasil, antes de recibir en 1892 al Museo Real, con colecciones, especialmente egipcias, adquiridas por la familia real portuguesa.

Su biblioteca contaba- con 537.000 obras de las cuales 1.560 son únicas, como una “Historia natural” de 1481, precisa el museo en su sitio web www.museunacional.ufrj.br.

La institución tiene una particular reputación por la riqueza de su departamento de paleontología, con más de 26.000 fósiles, entre ellos un esqueleto de dinosaurio descubierto en Minais Gerais (centro) y numerosos especímenes de otras especies extinguidas (perezosos gigantes y tigres dientes de sable).

Su colección de Antropología biológica comprende al más antiguo fósil humano descubierto en Brasil, conocido con el nombre de “Luzia”.

Imagen tomada el 20 de septiembre de 1999 de la presentación de la reconstrucción de la cabeza de “Luzia”, “la primera mujer brasileña”, cuyo cráneo tenía 12,000 años de edad.  ANTONIO SCORZA / AFP

Con 6,5 millones de especímenes, su departamento de zoología incluye una excepcional colección de peces (600.000), anfibios (100.000), moluscos, reptiles, conchas, corales y mariposas.

Su herbario, con una muestra de 550.000 plantas, fue creado en 1831.

Dedicado desde el siglo XIX a la investigación, el Museo Nacional de Rio es la institución científica más antigua del país, que se abrió a la enseñanza en 1927.

Oficinas de investigadores y laboratorios ocupan gran parte del Museo, que ha desarrollado a lo largo del siglo pasado una política de intercambios internacionales, de publicaciones y de enseñanza.

Importantes personalidades científicas lo han visitado, como Albert Einstein o Marie Curie, precisa el sitio web de la institución.

Un bombero observa un meteorito entre los escombros del  Museo Nacional de Río de Janeiro. Mauro PIMENTEL / AFP

Recortes de presupuesto y desastre precedente

Con el correr de los años, el Museo ha tenido importantes dificultades de presupuesto, y tuvo que ser temporalmente cerrado en 2015 “por falta de recursos para su mantenimiento”, admitió el domingo el ministro brasileño de Cultura Sergio Sa Leitao.

En agosto de 1995, el edificio sufrió importantes perjuicios por tormentas que dañaron el departamento de arqueología y especialmente a momias egipcias de más de 3.000 años de antigüedad.

Los daños también fueron importantes en el sector de paleovertebrados y algunas partes de un esqueleto de tiranosaurio se disolvieron en el agua.

Imagen del 14 de mayo de 2009, un paleontólogo trabaja sobre el esqueleto de un Angaturama limai -un dinosaurio spinosaurus- que porta el esqueleto de un pterosaurio anhanguerido, en el Museo Nacional de Historia de Río de Janeiro. VANDERLEI ALMEIDA / AFP

"Pérdida para la humanidad"


El incendio del Museo Nacional de Rio de Janeiro es una “tragedia en materia de patrimonio” y “una pérdida para la humanidad en general”, reaccionó este lunes el presidente del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) de Francia, Bruno David.

La institución brasileña era “muy importante en el panorama de museos”. “Es gigantesco, representa más de un cuarto de las colecciones del MNHN”, afirmó David. La pérdida es “irremplazable”, añadió.

Se podría tratar de reconstituir parcialmente algunas colecciones, por ejemplo con nuevas colectas de insectos. Pero “esto no reemplazará el valor histórico de los especímenes destruidos”. “El coleóptero recogido en 1850 era portador de mensajes de su época, a nivel de su química, su medioambiente, de lo que había comido. Todo esto se quemó. Nunca más volveremos a tener este tipo de información”, dijo el científico.

“Muchos museos están confrontados a problemas de presupuesto, incluso aquí” en Francia, dijo David. “Los Estados retrasan las obras y dicen ‘vamos a esperar’. Por fortuna, en 95 de cada 100 casos no termina en tragedia, en materia de desaparición de patrimonio. Pero esta vez el golpe fue muy fuerte”.

Etiquetas: