Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Mundo

Investigación de Mueller coloca bajo presión a Donald Trump

El mandatario estadounidense advierte que si se inicia un proceso de “impeachment” en su contra el mercado colapsaría.

Fecha de publicación: 24-08-18
El Presidente estadounidense participó de una reunión en la Casa Blanca, ayer.
Por: AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, se está quedando sin margen para evitar un posible impeachment o que se enjuicie a miembros de su familia, indicaron expertos legales.

Las condenas por delito grave a dos exasesores antes muy cercanos a Trump, demostraron el martes que sus ataques incesantes no han impedido que el fiscal especial Robert Mueller avance en la investigación sobre colusión con Rusia y obstrucción a la justicia. Aunque se desconoce el alcance de la causa que Mueller ha construido contra el presidente y su círculo íntimo, el comportamiento de Trump sugiere que el mandatario se encuentra bajo una intensa presión.

Especialistas dicen que Trump tiene tres opciones, ninguna de ellas demasiado alentadora para el mandatario.

Cooperar con Mueller

Trump ha tratado de desviar y demorar la investigación, y evita ser indagado por el fiscal especial Mueller.

Si verdaderamente no tiene nada que esconder, es una mala estrategia, dice Eric Freedman, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Hofstra. “Debería adoptar y mantener una política de apertura”, dijo Freedman. Así, podría apuntalar la campaña de la Casa Blanca, que tilda de “cacería de brujas” a la investigación de Mueller.

Robert Bennett, un experimentado abogado defensor de Washington que trabajó para el entonces presidente Bill Clinton en la década del ‘90, cree que es demasiado tarde para cambiar de rumbo. Una indagatoria de Mueller sería peligrosa para Trump, para quien claramente es difícil atarse a un libreto. “Él no podría cooperar sinceramente sin autoincriminarse, a mi entender”, señaló Bennet.

Elecciones en puerta

El desafío más inmediato para Trump son las elecciones del 6 de noviembre, ante la amenaza demócrata de hacerse del control de las dos cámaras del Congreso. Trump necesita evitar que eso ocurra, para evitar tener un Congreso dispuesto a llevar adelante su impeachment.

Su estrategia actual ha sido convencer a los votantes que la investigación de Mueller es una operación ilegítima de la oposición, para quitar apoyo a los republicanos.

Si Trump, o cualquiera de su familia acusado con cargos pudieran estancar su caso vinculándolo a cuestiones constitucionales, eso podría demorar hasta dos años en resolverse. Es decir, hasta el final del mandato de Trump.

Opción arriesgada

Por último, Trump podría echar a Mueller y cerrar la investigación. De hecho, el mandatario ha amenazado en hacerlo, pero se ha detenido ante advertencias de legisladores de que eso podría llevarlo a un
impeachment. La “opción nuclear” no ayudó al presidente Richard Nixon cuando echó al fiscal especial del Watergate, Archibald Cox, en Octubre de 1973. Esa acción, erosionó su apoyo y el reemplazante de Cox continuó avanzando en el caso hasta que Nixon, casi un año después, renunció ante un posible impeachment.

Complejo

>Desde 2000 el Departamento de Justicia ha establecido que un presidente en ejercicio es “inmune” a una acusación y a un posterior proceso penal. Al juicio político solo se ha recurrido en dos ocasiones en EE. UU., contra Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. –DPA/AFP

Advierte consecuencias

Trump advirtió ayer sobre el escenario económico si se inicia un proceso de impeachment contra él en el Parlamento, después de que su exabogado Michael Cohen haya reconocido que cometió irregularidades durante la campaña previa a las elecciones de 2016. “No sé cómo se podría juzgar a alguien que está haciendo un muy buen trabajo”, dijo Trump, en una entrevista con la cadena Fox News. “Si alguna vez me juzgaran, creo que el mercado colapsaría, creo que todo el mundo sería muy pobre”, añadió. –DPA

Sessions responde a Trump

El secretario de Justicia de EE. UU. , Jeff Sessions, se defendió ayer en un comunicado de las críticas del presidente. En una entrevista, Trump acusó el miércoles a Sessions de no tener bajo su control el Departamento de Justicia. Sessions respondió: “Mientras yo sea fiscal general, el accionar del Departamento de Justicia no será influenciado de manera inapropiada por consideraciones políticas”, señaló a través de su portavoz. “Exijo los estándares más altos y allí donde no se cumplen tomo medidas. No hay ninguna nación que tenga un grupo de investigadores y de fiscales más talentosos y comprometidos que Estados Unidos”, añadió. –DPA/AFP