Lunes 24 DE Junio DE 2019
Mundo

Trump niega implicación en delitos electorales

El Presidente de EE. UU. criticó ayer a su exabogado personal quien alcanzó un acuerdo con la fiscalía.

Fecha de publicación: 23-08-18
El mandatario en un acto político en Charleston, West Virginia, el martes.
Por: El PAÍS/DPA

El pago a dos mujeres por callar sobre sus supuestas relaciones sexuales con Donald Trump estalló finalmente en la presidencia de Estados Unidos y puso al mandatario más cerca de tener que rendir cuentas ante la justicia. Michael Cohen, quien fue su abogado personal durante años, reconoció el martes haber dado dinero a una exactriz de cine porno y a una exmodelo de Playboy en los meses antes de las elecciones de 2016 a cambio de su silencio, y con el fin de favorecer la imagen del entonces candidato, siguiendo órdenes de Trump. Así, implicó bajo juramento al mandatario en un delito de financiación ilegal.

El republicano aseguró ayer que conoció esa operación a posteriori y admitió que el dinero procedía de él. “Lo supe después”, dijo en la cadena conservadora FOX News.

La actriz conocida como Stormy Daniels y la exmodelo Karen McDougal aseguraron que tuvieron relaciones sexuales con Trump entre 2006 y 2007, cuando en magnate ya estaba casado con Melania, y han recibido US$130 mil y US$150 mil respectivamente por callar.

Cohen reconoció ahora que se encargó él mismo de gestionar esos pagos antes de las elecciones presidenciales, lo que constituye una violación de las leyes de financiación de campaña en la que señala a su cliente como instigador.

En una entrevista en FOX News, el presidente sostuvo que conoció dichas transacciones “después” de que se produjeran y que el dinero en cuestión “no procedía de la campaña”, sino de él, con lo que no debería suponer un conflicto legal. Trump negó haber ordenado la entrega de sobornos, contradiciendo así a su exabogado personal.

El representante legal de Cohen, Lanny Davis, lanzó ayer insinuaciones explosivas respecto a la investigación de la trama rusa, el proceso a cargo del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Moscú en las presidenciales de 2016 y la posible connivencia del equipo de Trump.

Davis dijo que Cohen dispone de “información relacionada con el conocimiento de una conspiración para corromper la democracia estadounidense por parte de los rusos y el fallo a la hora de informar al FBI al respecto”. Señaló que tiene “información que sería de interés del fiscal especial sobre si Donald Trump conocía de antemano el pirateo de correos electrónicos [de la campaña demócrata]”.

El caso de Obama

Donald Trump equiparó el caso a una infracción del expresidente demócrata Barack Obama correspondiente a 2008: “¡El presidente Obama tuvo una gran violación de financiación de campaña y se acordó de forma sencilla!”. La campaña de Obama fue multada en 2013 con US$375 mil tras una auditoría de la Comisión Electoral Federal en la que se reveló que no comunicaron en el plazo adecuado alrededor de un millar de contribuciones de última hora que sumaban dos millones de dólares. La penalización tuvo lugar de mutuo acuerdo por las partes. Obama “tuvo una violación masiva en la campaña, pero tenía un fiscal general diferente y lo vieron de manera muy diferente”, dijo Trump. – EL PAÍS/AFP

“Me siento muy mal por Paul Manafort y su maravillosa familia. (…)a diferencia de Michael Cohen, rechazó quebrarse, inventar historias para lograr un acuerdo”.

Donald Trump, presidente de  EE. UU. al referirse a su exjefe de campaña.