Jueves 21 DE Marzo DE 2019
Mundo

Nicaragüenses peregrinan en desagravio a obispos

Los obispos de la Iglesia católica han sido acusados por Ortega de ser golpistas. Los manifestantes exigieron además la libertad de las personas detenidas en las protestas.

Fecha de publicación: 29-07-18
Miles de personas acudieron al llamado de la oposición para participar en una marcha pacífica que se desarrolló a lo largo de una de las principales avenidas de Managua. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Miles de nicaragüenses peregrinaron ayer en desagravio al episcopado, acusado por el gobierno de “golpista” en las protestas que azotan al país desde hace más de tres meses y dejan más de 300 muertos.

En un hecho inédito, cristianos católicos, evangélicos y no creyentes caminaron juntos por Managua con cánticos, rezos, imágenes de la virgen María y banderas de Nicaragua y de la Iglesia para ofrecer su apoyo a los jerarcas.

“Justicia”, “libertad”, “Cristo hoy, Cristo siempre”, “obispo amigo, el pueblo está contigo”, gritaba la multitud, que avanzó lenta y sin incidentes desde la emblemática rotonda Jean Paul Genie hacia la catedral de Managua, distante 6.6 km.

En tanto, simpatizantes del Gobierno, policías en motocicletas y empleados públicos desfilaron en otra avenida cercana para respaldar a Ortega y exigir “justicia para las víctimas del terrorismo golpista”, en alusión a los policías y paramilitares muertos durante las protestas.

“¡Gracias pueblo de Nicaragua por su cariño por los Obispos y Sacerdotes!”, tuiteó el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, reconocida voz crítica con el mandatario y objeto de duros ataques del Gobierno.

El clero ha acudido en auxilio de personas atrapadas en la violencia que envuelve al país desde hace unos tres meses, que además de alrededor de 300 muertos deja más de 2 mil heridos y una cifra no precisa de detenidos y desaparecidos, según organismos de derechos humanos.

En ese contexto, los obispos han recibido amenazas, insultos y agresiones por parte de adeptos al gobierno.

El caso más grave fue el ataque de paramilitares contra la parroquia de la Divina Misericordia, donde se refugiaron estudiantes durante el desalojo de una universidad vecina.

“Frente a esta situación sumamente crítica (la Iglesia) lo ha hecho ayer, hoy y siempre, de dar la vida y ser la voz de los que no tienen voz”, dijo el sacerdote Silvio Fonseca, quien estaba en la caminata.

“Somos evangélicos, nos une el mismo Dios (…) reconocemos el trabajo de los señores obispos”, afirmó una señora que estaba en la movilización.

“Ellos (obispos) han puesto el pecho por nosotros, en Masaya, Nagarote, Carazo y tenemos que apoyarlos (…) y no están solos”,  manifestó un dirigente estudiantil en un discurso improvisado en el atrio de la catedral, cuyo vicario, monseñor Carlos Avilés, recibió a los manifestantes y reiteró que “la opción de la Iglesia es por el diálogo para que las personas se entiendan siempre hablando”.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), mediadora y testigo del diálogo nacional, presentó una propuesta para democratizar al país en la que destaca adelantar las elecciones de 2021 a marzo de 2019, algo que el Gobierno consideró un intento de golpe de estado.

“Intereses mezquinos”
El destacado político y diplomático salvadoreño Rubén Zamora, firmante de los acuerdos que pusieron fin a la guerra civil en El Salvador en 1992, criticó ayer “con mucha tristeza y preocupación” al presidente Salvador Sánchez Cerén por el apoyo que le ha declarado a su homólogo nicaragüense Daniel Ortega en una carta al mandatario salvadoreño publicada en La Prensa Gráfica. “Sepa, señor presidente, que, al declarar su apoyo incondicional a Ortega, Ud. no está hablando por la mayoría del pueblo salvadoreño, sino para mantener intereses materiales y políticos mezquinos de un grupo que depende de que Ortega siga en el poder”, agregó. – DPA

Etiquetas: