Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

OEA aprueba resolución que pide comicios anticipados a Ortega

La resolución exhorta al Gobierno del ex guerrillero sandinista a “que apoye un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de Diálogo Nacional”. En ese diálogo, que está suspendido, la opositora Alianza Cívica pidió elecciones anticipadas y la Iglesia católica, que actúa como mediadora, aceptó la petición. Propuso entonces al presidente nicaragüense el 31 de marzo de 2019 para anticipar los comicios previstos inicialmente para 2021. El 7 de julio, Ortega rechazó las elecciones anticipadas.

Fecha de publicación: 18-07-18
Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Justo el día en el que se cumplieron tres meses de protestas en Nicaragua, la OEA aprobó este miércoles una resolución que insta al Gobierno de Daniel Ortega a “que apoye un calendario electoral”, una fórmula de pedir comicios anticipados como salida a la peor crisis en décadas en el país centroamericano.

La resolución, presentada por un grupo de nueve países liderados por Estados Unidos, fue aprobada en un consejo permanente extraordinario celebrado en Washington cuando los muertos en Nicaragua superan ya los 300.

A favor del texto votaron 21 de los 34 países del consejo permanente. Tres lo hicieron en contra -Nicaragua, Venezuela y San Vicente y las Granadinas- y siete se abstuvieron.

Tres países estuvieron ausentes de la votación, entre ellos Bolivia, que se levantó de la sala por desacuerdos con la presidencia respecto a la tramitación de unas enmiendas a la resolución que presentó y que finalmente retiró.

El canciller nicaragüense, Denis Moncada, rechazó durante la sesión tanto la resolución como los comicios que pide. Lo que está ocurriendo en Nicaragua es “un golpe de Estado” y una “ruptura del orden constitucional”, dijo.

Acusó a Estados Unidos de pretender una “injerencia” en el país centroamericano. “Nicaragua ya pasó en la década de los 80 por esto. Parece que estamos volviendo a la época de golpes blandos”, manifestó. “Esto se ha convertido en un tribunal que está juzgando a un Estado que es miembro de esta organización”, dijo Moncada sobre el consejo permanente de la OEA.

Una propuesta de resolución presentada por el país centroamericano en el último momento, instando a la comunidad internacional “a respetar la autodeterminación del Estado de Nicaragua para restablecer la paz y la seguridad sin injerencias de ningún tipo”, fue rechazada por 20 votos en contra, tres a favor y ocho abstenciones.

Paramilitares vigilan el barrio de Monimbo en Masaya, luego de enfrentamientos con manifestantes antigubernamentales.  MARVIN RECINOS / AFP

Masaya bajo vigilancia

En tanto, fuerzas leales al presidente Ortega, celebraron este miércoles la toma de control de la ciudad rebelde de Masaya, tras una violenta batalla de seis horas la víspera, al acercarse el 39 aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio.

Policías y paramilitares encapuchados fuertemente armados recorrían la ciudad en camionetas, mientras otros limpiaban las calles de los adoquines usados en las barreras levantadas por manifestantes antigubernamentales que habían tomado la ciudad.

El tráfico recuperó algo de normalidad en Masaya, 30 km al sur de Managua, mientras pobladores circulaban por las aceras y algunos negocios volvieron a abrir.

Sin embargo, un organismo de derechos humanos denunció que unos 200 pobladores huyeron por las laderas de la laguna de Masaya perseguidos por la policía por su participación en las protestas.

“En este momento, estas personas que se refugiaron en el bajadero (laderas) de la laguna de Masaya están siendo perseguidos para su captura por la policía y paramilitares, que están usando perros para su búsqueda”, dijo el secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva.

Masaya fue el último bastión opositor tomado por las fuerzas gubernamentales, en medio de la ola de protestas iniciada el 18 de abril en Nicaragua, en las que han muerto unas 280 personas.

No quedó claro cuántas personas murieron en la toma de Masaya. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) documentó dos muertos, mientras el gobierno informó de un policía fallecido, aunque una pobladora comentó a AFP que fue “una masacre”. Un paramilitar aseguró que no hubo víctimas fatales.

“Fue una batalla de casi seis horas el día de ayer (martes), y la idea fue desalojarlos para que tengan la ciudad libre (de) los tranques”, afirmó Francisco, un paramilitar de 45 años que participó en el violento operativo realizado para recuperar el control de Masaya.

Francisco aseguró que “la población lo recibe bien y nos lo agradecen”. Los paramilitares encapuchados con armas de grueso calibre y camisas azules celebraron la victoria, echando vivas a Ortega.

Livia Castillo, una ama de casa de 38 años, advirtió que “no sabemos (lo que va a pasar), yo me siento muy asustada, nunca había pasado esto. Tengo un hijo varón de 16 años, y tengo miedo de que se lo lleven. Nos sentimos muy tristes”.

“Ya nos ganaron la batalla (aunque) los muchachos dicen que no están derrotados, que van a seguir, pero nosotros como madres nos preocupamos por nuestros hijos, porque andan muchos jóvenes”, dijo Castillo.

Etiquetas: